CASO ENREDADERA

Ulibarri habló de que el consejero le facilitó información de 4 licitaciones

El empresario José Luis Ulibarri, en prisión por el caso Enredadera, aseguró en una de conversación con una de sus hijas e interceptada por la UDEF, que "el pañuelín", en referencia al consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, le informó en una comida de que iban a sacar cuatro obras nuevas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:02

El empresario José Luis Ulibarri, en prisión por el caso Enredadera, aseguró en una de conversación con una de sus hijas e interceptada por la UDEF, que "el pañuelín", en referencia al consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, le informó en una comida de que iban a sacar cuatro obras nuevas.

En esta conversación entre Ulibarri y su hija Soledad, incorporada al sumario del caso Enredadera y que se produjo el 18 de julio de 2017, el empresario cuenta a su hija que ese día estuvo comiendo con "el pañuelín", en referencia al consejero de Fomento y Medio Ambiente por su costumbre de llevar pañuelos en la solapa de sus chaquetas.

Según la conversación, que publica hoy "eldiario.es" y a la que ha tenido acceso Efe, José Luis Ulibarri le dice a su hija que Suárez-Quiñones le dijo que las licitaciones iban a "salir, antes de que termine el año".

Y, según esta conversación, el consejero le dijo: "haz una foto de esto, cuatro obras nuevas que sacan", a lo que su hija dice : "ah, bueno, bien, bien".

Previamente, la hija de Ulibarri le dice a su padre que "el pañuelín" le tiene "bastante poco cariño", a lo que el empresario le contesta que en la comida que compartieron "se cortaba el aire", pero añade: "me sacó allí y me dijo joder, es que no sé si me lo decías, directo, que era una indirecta".

Y su hija le dice: "Pero a ver, cómo va a ser una indirecta si, buah de verdad, que no se haga el tonto que tú lo dejas bastante claro".

El consejero de Fomento comparecerá a principios de septiembre en una Comisión en las Cortes, y no en pleno como pedía la oposición, para dar explicaciones sobre otra conversación que aparece en el sumario.

En esta grabación, fechada en febrero de 2018, el consejero telefoneó personalmente a Ulibarri y le ofreció las obras de una carretera paralizadas por la quiebra de la empresa adjudicataria.

En la conversación, Suárez-Quiñones pregunta a Ulibarri si le interesa la obra de una carretera, en concreto la LE-413, cuya obra de mejora entre Villadangos y Valcabado había quedado inconclusa tras la quiebra en 2017 de la empresa zamorana Arcebansa, adjudicataria del proyecto.

En la conversación Ulibarri afirma al ofrecimiento del consejero que la decisión para readjudicar la obra estando la adjudicataria en quiebra tiene que "venir de la mano de la Administración", a lo que Suárez-Quiñones contesta: "Yo soy la administración".

El consejero siempre ha enmarcado esta actuación en la legalidad y ha explicado que la empresa adjudicataria intentó encontrar alguna empresa interesada en recibir este contrato, pero no lo logró, lo que llevó "en su labor de defensa del interés público", a mantener esa conversación con Ulibarri.

Lo más