Boletín

JUICIO PROCÉS

Turull: Las acusaciones quieren escarmentar y descabezar el independentismo

El exconseller de Presidencia Jordi Turull ha criticado a las acusaciones "por tratar de escarmentar" y "descabezar el independentismo" desde "una absoluta falta de rigor" para solucionar lo que considera un "asunto político con soluciones penales".,Turull, para quien la Fiscalía solicita 16 años de prisión por delitos de rebelión y malversación, ha arrancado su última palabra subrayando que está sentado en el banquillo por sus ideas y porque no renunció jamás a su activid

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:45

El exconseller de Presidencia Jordi Turull ha criticado a las acusaciones "por tratar de escarmentar" y "descabezar el independentismo" desde "una absoluta falta de rigor" para solucionar lo que considera un "asunto político con soluciones penales".

Turull, para quien la Fiscalía solicita 16 años de prisión por delitos de rebelión y malversación, ha arrancado su última palabra subrayando que está sentado en el banquillo por sus ideas y porque no renunció jamás a su actividad política: "Soy independentista, lo soy y lo seré, no lo voy a esconder".

El acusado, que en su día aspiró a presidir el Govern de la Generalitat y que está suspendido de sus funciones como diputado, ha manifestado su "total y profunda discrepancia con las acusaciones" que, a su juicio, han "confundido la discrepancia, la crítica y la protesta con el ataque y la falta de respeto", una lógica que ha atribuido a "mentalidades inseguras de si mismas o autoritarias".

Pero además, ha dicho que "a los independentistas se nos quiere aplicar unas reglas del juego distintas a los mortales porque para las acusaciones todo les ha valido (...) para que perpetre un escarmiento que descabece al independentismo a costa de lo que sea", aunque eso implique, ha subrayado, retroceder muchos años en libertades y derechos fundamentales.

"Oír como oímos de boca de la Fiscalía que hacer un referéndum es y será delito aunque sea despenalizado da pánico", ha destacado el acusado, en prisión desde marzo de 2018, lo que demuestra, en su opinión, que "el principio de legalidad ha pasado a mejor vida".

Y ha añadido: "Toda la acción de las acusaciones ha destilado el propósito de escarmiento con una absoluta falta de rigor sobre personas, hechos, fechas y una realidad de la sociedad catalana y del Parlament que hace sonrojar, no es una opinión, es puramente una constatación".

Tiene claro que "el origen y los hechos de esta causa es político", de manera, ha remarcado, que "no se puede ignorar la voluntad del pueblo de Cataluña de decidir su futuro político", del que ha dicho que "la violencia nunca ha formado parte de su código de conducta".

"Allí donde algunos han querido decir miradas de odio yo le puedo hablar de miles y miles de ojos brillantes de la emoción que les producía", ha dicho Turull que ha destacado que el 1-O "no hubo murallas humanas de violencia pasiva, sino montañas de dignidad".

Lo más