SENTENCIA URALITA

TSJC indemniza con 112.000 euros a exempleado de amianto por muerte su mujer

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a la empresa Uralita a indemnizar con 112.000 euros a un exempleado por la muerte de su mujer, fallecida por la exposición a las fibras de amianto que estaban en la ropa de trabajo de su marido y que ella lavó en casa durante más de 30 años.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:14

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a la empresa Uralita a indemnizar con 112.000 euros a un exempleado por la muerte de su mujer, fallecida por la exposición a las fibras de amianto que estaban en la ropa de trabajo de su marido y que ella lavó en casa durante más de 30 años.

El alto tribunal confirma así la sentencia condenatoria de un juzgado social de Barcelona de octubre de 2017 al desestimar el recurso de súplica interpuesto por Uralita y fija la indemnización por daños y perjuicios en estos 112.000 euros.

En su sentencia, el TSJC da por probado que la muerte de la mujer en 2016 fue consecuencia del incumplimiento por parte de Uralita, continuadora de la fábrica Rocalia, de Castelldefels (Barcelona), del deber de hacerse cargo de la limpieza de la ropa de sus trabajadores, según ha informado el Colectivo Ronda.

El tribunal acredita la "flagrante vulneración de la obligación legal de hacerse cargo de la limpieza de la ropa de trabajo" y da por probado que la empresa tenia "conocimiento fehaciente de la peligrosidad del amianto".

Así, recuerda que desde los años 70 la autoridad laboral le exigió que utilizara medidas correctoras y que se hiciera cargo de la limpieza de la ropa de trabajo.

La mesotelioma pleural, afección que causó la muerte de la mujer, es una de las enfermedades relacionadas con la inhalación de fibras de amianto, como la asbestosis, diagnosticada al marido de la mujer fallecida, que se encuentra en situación de incapacidad permanente en grado absoluto desde el año 2008.

El Colectivo Ronda señala que Uralita también fue condenada y considerada responsable por la patología que sufre este extrabajador.

Algunas de las principales fábricas de Uralita en España se situaron en las localidades barcelonesas de Castelldefels y Cerdanyola del Vallès, aunque también funcionaron otras como la de Getafe, en Madrid, una de las más afectadas por el amianto.

Lo más