Boletín

Un tribunal de Países Bajos condena por crímenes de guerra a un antiguo miembro de Estado Islámico

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:23

Un tribunal de Países Bajos ha condenado este martes a penas de cárcel a dos antiguos integrantes del grupo yihadista Estado Islámico, uno de los cuales ha sido declarado culpable de crímenes de guerra.

El tribunal de La Haya ha sentenciado a cuatro años y medio de cárcel a uno de los acusados y a siete años y medio al segundo, según un comunicado de las autoridades. Ambos acusados tienen nacionalidad neerlandesa.

El hombre condenado por crímenes de guerra, Oussama Achraf Ajlafa, de 24 años, posó junto al cuerpo crucificado de un hombre y publicó las imágenes de un miliciano de Estado Islámico que sostenía la cabeza de un kurdo muerto y de una mujer muerta.

Ajfala estaba acusado de violar la dignidad personal de las víctimas de guerra, que está protegida por los Convenios de Ginebra de 1949, así como la pertenencia a una organización terrorista.

La fiscal Nicole Vogelenzang dijo durante el proceso que una lista de combatientes de Estado Islámico recuperada en Mosul, nombraba a Ajfala como uno de los 18 ciudadanos de Países Bajos.

"De acuerdo con la lista, Ajfala fue un combatiente en Mosul durante tres meses en la brigada de francotiradores de Estado Islámico", recalcó. La información personal es tan "detallada que no puede ser sobre nadie más que Ajlafa".

El segundo acusado, Reda Nidalha, de 24 años y que nació en Países Bajos, fue acusado de pertenecer a una organización terrorista y reclutar a yihadistas a través de la red social Facebook.

No existe ningún tribunal internacional para procesar las atrocidades generalizadas cometidas durante la guerra civil en Siria, que comenzó en 2011, pero varios países europeos han llevado a juicio a aquellos ciudadanos que se unieron a grupos milicianos en Oriente Próximo.

Según la Europol, unos 5.000 europeos fueron a luchar a Siria e Irak, de los cuales 1.500 han vuelto. Alrededor de 300 hombres y mujeres de Países Bajos se unieron a la guerra en Irak y Siria, según los fiscales.

Lo más