SENTENCIA MANADA

Tres magistradas creen que La Manada cometió violación y pena debió ser mayor

Pamplona, 7 may (EFE).- Tres magistradas de Lugo, Bilbao y Barcelona consideran, en una carta abierta dirigida a la víctima de La Manada, que sus integrantes sí cometieron una violación y que la pena impuesta debió ser mayor.,En la carta, publicada en la web "vientosur.info", las magistradas Dalila Dopazo (Lugo), Nekane San Miguel (Bilbao) y Angels Vivas (Barcelona) subrayan que el tribunal de Pamplona, por mayoría de dos de los tres jueces, ha creído el relato de la joven madrileña "y lo ha dec

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:53

Tres magistradas de Lugo, Bilbao y Barcelona consideran, en una carta abierta dirigida a la víctima de La Manada, que sus integrantes sí cometieron una violación y que la pena impuesta debió ser mayor.

En la carta, publicada en la web "vientosur.info", las magistradas Dalila Dopazo (Lugo), Nekane San Miguel (Bilbao) y Angels Vivas (Barcelona) subrayan que el tribunal de Pamplona, por mayoría de dos de los tres jueces, ha creído el relato de la joven madrileña "y lo ha declarado probado, con evidencia, más allá de toda duda razonable".

"Si no te hubieran creído, es imposible escribir lo que se dice en los hechos probados de la sentencia; tampoco diría la sentencia que tu testimonio es coherente y digno", señalan las magistradas, que indican asimismo que en la sentencia "se deja claro" que en ningún momento hubo consentimiento.

La sentencia, agregan, dice que "existió abuso y no violación", algo con lo que "es imposible que la gente esté conforme", leyendo los hechos probados en el fallo judicial.

"La gente ha protestado porque han considerado que estamos ante una violación, y en esto sí estamos de acuerdo", aseguran las magistradas, que señalan a la víctima que en aquel momento reaccionó como pudo y eso no le hace "culpable de nada", pese a que las defensas "trataron de desplazar la responsabilidad y la culpa" hacia la joven, "como ocurre con frecuencia".

Tras resaltar que la condena a nueve años de cárcel "no es ninguna tontería", las magistradas aseveran que la pena debió ser mayor porque "debió calificarse y castigarse como violación".

Lo más