Boletín

JUICIO PROCÉS (Ampliación)

Trapero ofreció salida "segura" a la secretaria judicial con cordón de mossos

El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero ha asegurado que propuso una salida "segura" a la comitiva judicial en el registro del 20S en Economía, mediante una "cápsula" de 20 escoltas reforzada por un cordón de antidisturbios y separada de los manifestantes por otro de voluntarios.,A preguntas del abogado de VOX Javier Ortega-Smith, Trapero ha manifestado que finalmente se optó por la salida por la azotea del edificio hasta el teatro aledaño para "ahorrar tiem

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:03

El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero ha asegurado que propuso una salida "segura" a la comitiva judicial en el registro del 20S en Economía, mediante una "cápsula" de 20 escoltas reforzada por un cordón de antidisturbios y separada de los manifestantes por otro de voluntarios.

A preguntas del abogado de VOX Javier Ortega-Smith, Trapero ha manifestado que finalmente se optó por la salida por la azotea del edificio hasta el teatro aledaño para "ahorrar tiempo" tras haber desmontado el cordón inicialmente formado.

El mayor, que está a la espera de ser juzgado por rebelión en la Audiencia Nacional, ha recalcado este jueves que se involucró "personalmente" en la salida de la secretaria judicial que asistió al registro, porque se lo tomó como un "compromiso" después de recibir la llamada del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, "preocupado" por la situación.

Según ha relatado Trapero, la salida que ofreció a la comitiva judicial consistía en una "cápsula" formada por entre 15 y 20 agentes del "servicio de escolta", que ya estaban dentro de la consellería de Economía, reforzada por una segunda línea de antidisturbios, separada a su vez de los manifestantes por un cordón de voluntarios de forma que "no hubiera contacto directo" con los agentes.

"Eso era el dispositivo que planteábamos y si lo planteábamos era porque lo considerábamos seguro", ha añadido el mayor de los Mossos, que ha recalcado que si finalmente se ofreció a la secretaria salir por la azotea de la sede del Departamento de Economía es porque la idea inicial se abandonó porque les llegó la información que el registro se había alargado y seguía en marcha debido a problemas técnicos.

Según el exjefe de la policía catalana, agentes antidisturbios de los Mossos empezaron a montar un pasillo de seguridad sobre las diez de la noche, aunque unos veinte minutos después hubo un grupo de personas que se concentró ante el cordón -en el cruce de la Gran Via con la Rambla Catalunya-, por lo que se pidió ayuda a los voluntarios de la ANC para que esos manifestantes se retiraran.

Una vez despejados esos concentrados de la puerta de la consellería, al centro de mando del Cecor les llegó la información de que había algún problema técnico en el registro, con el volcado de ordenadores, y que la diligencia se podría alargar "durante horas".

Trapero ha alegado que, dado que la presencia de los antidisturbios propicia en ocasiones el lanzamiento de objetos en las manifestaciones y además se tenía la percepción de que el registro se iba a prolongar, se optó por no completar el cordón y los agentes dieron "marcha atrás".

Según ha detallado el testigo, a lo largo de esa jornada de registros no solo habló con Barrientos -hacia las 17.00 horas, en relación con la salida de la secretaria- sino también, en una o dos ocasiones, con el entonces fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada.

A las 23.00 horas, ha añadido, recibió una llamada del titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que había ordenado el registro del Departamento de Economía, para pedirle que facilitara la salida de la secretaria judicial.

Esa llamada -ha dicho- le causó extrañeza, porque la "percepción" que tenían en el centro de coordinación (Cecor) no es que la comitiva judicial ya hubiera terminado y quisiera salir, sino que pensaban que seguían trabajando, aunque ha admitido que pudo tratarse de un "malentendido".

Según la versión de Trapero, un mando del área de mediación de los Mossos d'Esquadra le comentó entonces que había encontrado una segunda salida, alternativa, para la secretaria y él propuso ofrecerle la opción de abandonar el edificio por la azotea para "ahorrar" el tiempo que requeriría volver a montar el cordón.

Trapero ha insistido en que si finalmente se planteó la salida de la secretaria por la azotea no es porque se considerara "que el cordón policial fuera inseguro".

Asimismo, ha subrayado que el pasillo que hicieron los voluntarios no era "incompatible" con el que montaron y desmontaron los agentes de orden público de los Mossos.

"Pedíamos ese pasillo (de voluntarios) como servicio de orden público porque así evitábamos el contacto directo (de la comitiva) con las personas que estaban concentradas. No es una cosa o la otra: es el pasillo de voluntarios y el de antidisturbios, que es el que realmente tiene que garantizar la salida de la comitiva", ha subrayado.

Lo más