Boletín

JUICIO PROCÉS

Trapero lamenta que "alguien" quebrase la coordinación policial con el Estado

El mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero ha lamentado este jueves que "alguien" decidiese "quebrar" la coordinación entre la Policía catalana y las fuerzas de seguridad del Estado el día del referéndum, una circunstancia que, según él, no impidió que sus agentes siguiesen cumpliendo con lo acordado.,Acusado de rebelión en la Audiencia Nacional, el exjefe de la Policía autonómica ha declarado en calidad de testigo en el juicio del "procés" que celebra el Tribunal Supremo,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:16

El mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero ha lamentado este jueves que "alguien" decidiese "quebrar" la coordinación entre la Policía catalana y las fuerzas de seguridad del Estado el día del referéndum, una circunstancia que, según él, no impidió que sus agentes siguiesen cumpliendo con lo acordado.

Acusado de rebelión en la Audiencia Nacional, el exjefe de la Policía autonómica ha declarado en calidad de testigo en el juicio del "procés" que celebra el Tribunal Supremo, donde ha relatado los "tres momentos" en los que percibieron que la coordinación entre los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil estaba fallando.

El primero fue ya a primera hora de la mañana del 1-O cuando los mandos de los Mossos, ubicados en el Centro de Coordinación Operativa (CECOR), comienzan a ver que hay "una serie de actuaciones" por parte de las fuerzas de seguridad del Estado que aún no se habían solicitado.

Fue entonces cuando, según ha relatado Trapero, su número dos, el comisario Ferrán López, llamó al coordinador del dispositivo, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, y éste le trasladó que no sabía lo que estaba pasando y que le llamaría de nuevo.

"No le vuelve a llamar", ha señalado el mayor, que ha relatado que la siguiente noticia es ya a las 10 de la mañana, cuando López acude a una reunión fijada con De los Cobos y "vuelve al cabo de poco" y les dice que "han anulado" ese encuentro y los posteriores.

Por ello, ya a las 12 de la mañana, Trapero decide solicitar una reunión con la jueza del Tribunal Superior de Justicia Mercedes Armas, que había ordenado impedir el referéndum, y se encuentra en el juzgado al "señor De los Cobos": "En esos tres momentos vemos que eso de la coordinación no es como habíamos quedado".

"Por razones que desconocimos, alguien decidió quebrar esta coordinación", ha lamentado.

Sin embargo, el mayor, cesado con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ha asegurado que los Mossos siguieron informando y acudiendo a las delegaciones, como habían acordado en reuniones previas.

Trapero ha defendido en todo momento la actuación de los Mossos d'Esquadra y ha justificado que, si el fin de semana previo al 1-O no se intervino material o se cerraron colegios, fue porque no vio que se estuviesen realizando actividades relacionadas con el referéndum.

Y ha dicho que la Policía y la Guardia Civil también vieron lo que se estaba haciendo en los centros y nunca nadie recriminó a los Mossos que estuviesen eludiendo su responsabilidad.

"Que a toro pasado después interpretemos que son actos preparatorios... No es que no lo quisiésemos entender así, es que no lo entendimos así", ha asegurado el mayor.

Lo más