Boletín

AUTOVÍA DESPRENDIMIENTO

Tramo autovía Santander-Madrid, cerrado por desprendimiento, se abre domingo

El delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, ha anunciado este viernes que el tramo de la autovía que une Santander y Madrid, cortado por un desprendimiento, se reabrirá en la tarde del próximo domingo 14, aunque ha precisado que si se puede hacer antes, se hará.,Desde el pasado martes, los carriles dirección a Madrid y Asturias desde Santander de esta autovía (A-67) permanecen cortados al tráfico tras el hundimiento de la calzada causado por

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:47

El delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, ha anunciado este viernes que el tramo de la autovía que une Santander y Madrid, cortado por un desprendimiento, se reabrirá en la tarde del próximo domingo 14, aunque ha precisado que si se puede hacer antes, se hará.

Desde el pasado martes, los carriles dirección a Madrid y Asturias desde Santander de esta autovía (A-67) permanecen cortados al tráfico tras el hundimiento de la calzada causado por las fuertes lluvias registradas esos días, en un tramo que está en obras para ampliar ese vial..

En un encuentro con periodistas durante una visita a la zona del desprendimiento, el ha explicado que se abrirán los dos carriles, el de entrada a Torrelavega y el que conecta con la A-67 dirección a Madrid, coincidiendo con el momento de mayor tráfico del fin de semana, que se corresponde con la operación salida del domingo.

Hasta ese momento, se seguirán llevando a cabo las obras necesarias para consolidar la zona del desprendimiento con la construcción de un muro de escollera, en el que se lleva trabajando desde primera hora del martes, poco después de que se cerrase al tráfico este tramo de autovía.

Echevarría ha recordado que "la mejor alternativa" para el tráfico entre Santander y Torrelavega y para eludir posibles retenciones, es usar la S-10 hasta Solares que conecta la Autovía del Cantábrico (A-8) con la capital del Besaya.

Ha asegurado que los trabajos de reparación se están haciendo "en tiempo récord" para intentar normalizar el tráfico en una vía que registra el paso de cerca de 50.000 vehículos diarios, y que las medidas adoptadas hasta ahora son "las mejores posibles" para solventar el problema del argayo.

Lo más