ATENTADOS CATALUÑA

Tramitados 130 expedientes de víctimas 17A y 9,8 millones de euros en ayudas

La Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, dependiente del Ministerio del Interior, ha tramitado por el momento 130 expedientes de víctimas de los atentados registrados hace un año en Barcelona y Cambrils y se han destinado 9,8 millones de euros a indemnizaciones y ayudas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:46

La Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, dependiente del Ministerio del Interior, ha tramitado por el momento 130 expedientes de víctimas de los atentados registrados hace un año en Barcelona y Cambrils y se han destinado 9,8 millones de euros a indemnizaciones y ayudas.

Según informa Interior en un comunicado en vísperas del primer aniversario de los ataques yihadistas, en los que murieron 16 personas y fueron heridas 137, se siguen registrando solicitudes de víctimas y hay en total 407 expedientes.

Una persona, explica el Ministerio, puede tener más de un expediente abierto, por ejemplo, uno por lesiones y otro de ayuda psicológica, con lo que el número total es superior al de víctimas.

Por el momento 70 personas han recibido el reconocimiento legal de víctimas.

Bastantes de los heridos, apunta Interior, se hallan de baja médica, por lo que no se les podrá realizar la pertinente evaluación hasta que obtengan el alta, y también tienen que esperar a ser reconocidas como víctimas las personas afectadas psicológicamente y que no cuentan todavía con un diagnóstico acreditativo de la secuela, aunque ya están recibiendo ayudas específicas.

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska hace balance y recuerda las medidas adoptadas desde el día de los atentados por la dirección general, que a primera hora del 18 de agosto trasladó a Barcelona un equipo de trabajadores sociales con larga experiencia en atención a víctimas del terrorismo.

El equipo siguió en Barcelona hasta el 31 de agosto para asistir a los heridos y a los allegados de los fallecidos, recibir en el aeropuerto a familiares, gestionar alojamientos y colaborar con consulados y embajadas para las repatriaciones.

Entre el 22 al 29 de agosto estuvo operativa en Barcelona una oficina de la dirección general en la sede de la Delegación del Gobierno para informar de forma directa sobre ayudas asistenciales e indemnizaciones, gestiones que se han seguido realizando después a través de consulados y embajadas, destaca Interior.

Concluida esa fase de intervención inmediata, se asignó a cada familia de los fallecidos y a cada herido un trabajador social para realizar un seguimiento individualizado de su evolución.

Además de la atención prestada por las distintas administraciones implicadas, el Ministerio ha asumido la atención psicológica continuada de 28 personas, a través de la Red Nacional de Psicólogos de Atención a Víctimas del Terrorismo.

A doce de los dieciséis fallecidos en los atentados se les han concedido las Grandes Cruces con las que son reconocidas las víctimas del terrorismo, una condecoración que no han recibido cuatro de las víctimas mortales porque sus familiares no han presentado una solicitud o no han prestado su consentimiento para tramitarla de oficio.

Entre las víctimas había 34 nacionalidades y 10 muertos y 105 heridos eran extranjeros. Destaca Interior la labor realizada para informarles a ellos y a sus familiares de sus derechos, con documentación en inglés y en francés para facilitar la petición de indemnizaciones y asistencia sanitaria y psicológica.

En ese contexto se les ha ofrecido asimismo el abono de las terapias psicológicas que no estén a disposición de los sistemas sanitarios de sus respectivos países.

En el ámbito judicial, los afectados por los atentados han sido informados por carta de la causa abierta en la Audiencia Nacional, explicándoles que la Fiscalía es la encargada de representar a todas las víctimas.

Lo más