Boletín

Torrent se reúne este miércoles con los grupos para renovar al síndic de Greuges

Torrent se reúne este miércoles con los grupos para renovar al síndic de Greuges

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:48

Los soberanistas necesitan a PSC, PP o Cs para hacer prosperar un candidato

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado este miércoles a los grupos parlamentarios para abordar la renovación del síndic de Greuges, después de que haya expirado el mandato de Rafael Ribó, sin que haya un candidato claro para sustituirlo.

Torrent iniciará la ronda de contactos con los representantes de Cs a las 11.00 horas; a las 11.30 será el turno de JxCat; a las 12.00, de los comuns; a las 12.30 se verá con ERC; a las 13.00, con la CUP; a las 13.20, con el PP, y finalizará las reuniones con el PSC-Units a las 13.40.

Además del sustituto de Ribó, abordarán la renovación de otros órganos que dependen del Parlament y "que cuentan, o bien con miembros el mandato de los cuales ha caducado, o bien con miembros que han renunciado", según consta en la convocatoria de la Cámara.

Fuentes de la oposición han explicado a Europa Press que acudirán a la reunión a escuchar los planteamientos de Torrent para renovar al síndic y que no llevarán todavía ningún nombre para el cargo, por lo que previsiblemente no se concretará una candidatura.

La Cámara catalana abrió la semana pasada el plazo de un mes --acaba el 5 de abril-- para que los partidos presenten candidaturas para el cargo de síndic de Greuges, al que Ribó no puede optar a otro mandato, pero seguirá ejerciendo las funciones hasta que se concrete el nombre de su sucesor.

Los candidatos que los grupos presenten deberán comparecer ante la Comisión del Síndic de Greuges, que tendrá que pronunciarse sobre si son idóneos y no tienen incompatibilidades, y finalmente la Mesa deberá proponer a uno de ellos, para que se debata y se vote en el pleno.

MAYORÍA CUALIFICADA

El cargo debe nombrarlo el pleno por una mayoría cualificada de tres quintas partes, 81 diputados, por lo que los grupos independentistas no tienen los votos suficientes para aprobar un nombre sin negociarlo con la oposición.

Sumando solo a los comuns, los grupos independentistas tampoco podrán proponer un nombre con garantías de ser elegido --ahora mismo JxCat, ERC y la CUP suman 65 diputados y los comuns 7, lejos de los 81--, lo que les obligará a sondear al PSC, PP y Cs.

Si el candidato que finalmente la Mesa proponga para ser sometido a votación no logra los apoyos necesarios en el pleno, el Parlament abriría otro periodo de un mes para presentar candidaturas y reiniciaría el proceso de selección.

Lo más