DEBATE CATALUÑA (Previsión)

Torrent apela a orientar acción política a hacer "inevitable" el referéndum

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha señalado hoy el referéndum como solución al problema catalán y ha apelado a "orientar la acción política" a hacerlo "inevitable", mientras ERC y PDeCAT trataban de mitigar la polémica por la retirada de la moción sobre el diálogo con el Gobierno.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 20:17

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha señalado hoy el referéndum como solución al problema catalán y ha apelado a "orientar la acción política" a hacerlo "inevitable", mientras ERC y PDeCAT trataban de mitigar la polémica por la retirada de la moción sobre el diálogo con el Gobierno.

En un desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Cataluña, Torrent ha ahondado en la línea mantenida por el líder de ERC, Oriol Junqueras, y ha dicho que el referéndum es "la llave que abre todos los cerrojos".

Así, ha indicado que hay que "impulsar todos los elementos de presión pacífica y democrática" y "darlo todo" para "pasar del referéndum imposible al referéndum inevitable".

"Tenemos un Govern, una mayoría parlamentaria y más de dos millones personas determinadas a lograrlo", ha añadido Torrent, que ha llamado a "hacer inevitable aquello que hoy parece imposible", en alusión al referéndum.

Torrent ha reclamado "negociación, diálogo y acuerdo", aunque también "firmeza, determinación y convicción".

Pese a reivindicar un referéndum, el presidente del Parlament ha querido también poner en valor el 1-O, que ha dicho que fue una "gesta heroica" que supuso "un punto de inflexión incuestionable", y ha considerado que una sentencia condenatoria del 'procés' "haría irreversible la ruptura entre la ciudadanía catalana y las instituciones españolas".

En el Congreso, entre tanto, el PDeCAT y ERC han tratado de rebajar la tensión después de que el partido heredero de CDC retirara ayer la moción que había pactado con el PSOE sobre el diálogo entre la Generalitat y el Gobierno, que Esquerra se había negado a apoyar por incluir que sería en el marco de la ley.

Pese a la diferencia de criterio entre las dos fuerzas independentistas, hoy la vicepresidenta del PDeCAT y diputada en el Congreso, Míriam Nogueras, y el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, han evitado atribuir el fracaso de la moción a esas desavenencias y han coincidido en responsabilizar a los socialistas.

Tardà ha dado a entender que quien frustró que ERC se sumara al acuerdo fue el diputado del PSC José Zaragoza, que en su intervención en el debate aseguró que en el marco de este diálogo se puede hablar de todo "menos de la independencia".

Por su parte, Míriam Nogueras ha acusado al conjunto del PSOE de no querer "hablar de verdad", a tenor de la moción que los socialistas aprobaron también ayer con el PP en el Senado sobre la unidad de España.

Nogueras, partidaria de la línea menos contemporizadora que quiere imprimir el expresident Carles Puigdemont, ha dejado claro que su partido no hace lo que hacía "hace dos meses", cuando dirigía esta formación Marta Pascal: "Seremos contundentes, y si esto quiere decir retirar una moción, lo haremos", ha avisado.

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, quien defendió ayer la moción en el pleno, ha lamentado que se perdiera "una oportunidad" para marcar el compromiso con el diálogo y ha afirmado que "a menudo no todas las decisiones que se toman las compartes pero debes de asumirlas".

Y sobre si está dispuesto a seguir como portavoz, ha remarcado: "Siempre mi cargo de portavoz está a disposición del presidente del partido".

Por otro lado, el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha afirmado que la reunión del pasado 1 de agosto de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, cuya parte catalana preside, no resolvió conflictos pero sí puso fin "a un septenio negro" de ausencia de diálogo.

Quien preside la delegación gubernamental en la Bilateral es la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, que hoy ha admitido que sería "mucho mejor y mucho más sencillo" que se produjera un diálogo con la Generalitat sin dirigentes encarcelados, aunque "respeta" al poder judicial.

Así se ha referido a las palabras del ministro de Exteriores, Josep Borrell, en una entrevista en la BBC, donde avaló definir Cataluña como "nación" y afirmó, en alusión a los dirigentes independentistas en prisión: "Yo personalmente preferiría que estas personas estuvieran en libertad condicional. Creo que hay otras maneras de prevenir que se fuguen".

Por su parte, la CUP ha exigido que, más allá de "cuestiones simbólicas" como la retirada de la moción del PDeCAT en el Congreso, la Generalitat ejerza acción política para el derecho de autodeterminación y no de "gestión burda del autonomismo".

Lo más