Más directos

ESPAÑA GUATEMALA

Supremo confirma absolución de exministro Guatemala de ordenar matar a presos

El Tribunal Supremo ha confirmado la absolución del exministro de Gobernación de Guatemala Carlos Roberto Vielmann de delitos de asesinato y lesa humanidad por haber mandado a un cuerpo policial clandestino que matara a presos fugados o amotinados entre los años 2005 y 2006.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:35

El Tribunal Supremo ha confirmado la absolución del exministro de Gobernación de Guatemala Carlos Roberto Vielmann de delitos de asesinato y lesa humanidad por haber mandado a un cuerpo policial clandestino que matara a presos fugados o amotinados entre los años 2005 y 2006.

El alto tribunal confirma así la sentencia dictada en marzo de 2017 por la Audiencia Nacional, que no consideró probado que Vielmann ordenara estos asesinatos ni tampoco que haya constancia de "un plan diseñado desde el Gobierno para su eliminación".

Contra esta sentencia habían presentado recurso tanto la acusación particular, representada por las víctimas, como la acusación popular ejercida por la Asociación Pro Derechos Humanos de España, que ahora el Supremo rechaza de plano.

Vielmann, para quien el fiscal pedía un total de 160 años de prisión, fue juzgado como promotor de ese grupo, que asesinó supuestamente a siete reclusos en la toma policial en 2006 de la prisión la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón y hasta a otros tres que se fugaron en 2005 de la cárcel conocida como el Infiernito.

Sin embargo, la Audiencia no vio delito en su actuación en ambos casos, y ahora el Supremo considera acertado ese pronunciamiento y rechaza que se produjera una vulneración de derechos de las acusaciones al no poderse practicar en el juicio algunas testificales.

La Audiencia consideró que no se consiguió probar en el juicio que Vielmann supiera de la intencionalidad de esos asesinatos y afirmó que "tampoco existe la menor constancia de un plan diseñado desde el Gobierno para su eliminación física".

Así lo aseguraron los dos jueces firmantes de la sentencia -contó con el voto en contra de un magistrado-, que calificaron los hechos de "muy graves, pero aislados y en los que se aprecia una importante dosis de improvisación".

En el caso de los prófugos, la sala indicó que no ha quedado acreditado que el exministro "tuviera conocimiento de las circunstancias reales en que se produjo la recaptura y fallecimiento" de los presos, "más allá de los reportes que de tales acontecimientos iba recibiendo por los canales oficiales".

Respecto a los siete reclusos muertos en el asalto a Pavón el 25 de septiembre de 2006, la Audiencia afirmó que el hecho de que Vielmann acudiera ese día a supervisar el operativo no significa que estuviera enterado de la ejecución por parte de la Policía de los presos más conflictivos, que tenían prácticamente tomado el penal.

"No consideramos probado que el acusado Carlos Roberto Vielmann participase en la ejecución de los reclusos, ni ordenándola, ni autorizándola, ni manifestando su respaldo o aquiescencia, ni que conociese o tuviese razones para conocer o prever que podía producirse", decía la sentencia ahora confirmada.

Lo más