Boletín

El SUP ve acreditada la rebelión durante el 1-O y pide a Interior mayor respaldo en Cataluña y País Vasco

La líder del Sindicato Unificado de la Policía asegura que su valoración de Marlaska "es positiva", pero le piden "pasar a los hechos"

El SUP ve acreditada la rebelión durante el 1-O y pide a Interior mayor respaldo en Cataluña y País Vasco

El SUP ve acreditada la rebelión durante el 1-O y pide a Interior mayor respaldo en Cataluña y País VascoFernando Alvarado

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:55

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ve acreditado que los líderes del 'procés' independentista juzgados en el Tribunal Supremo incurrieron en un "ejercicio evidente de rebelión con episodios de alzamiento, violencia, acoso y persecución" contra quienes se opusieran a su estrategia, entre ellos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para quien reclama un mayor respaldo tanto en Cataluña como el País Vasco. Así lo ha defendido la secretaria general del SUP, Mónica Gracia, en una entrevista con Europa Press.

En el repaso a los temas de actualidad, Mónica Gracia, candidata por la escala de Subinspección, hace un balance positivo del juicio en el Supremo a los líderes del 'procés' porque entiende que hay un "evidente respaldo a la labor policial desarrollada el 1-O en auxilio de jueces y fiscales para impedir un referéndum ilegal". "Se está constatando que lo ocurrido entonces no fue un episodio menor, anecdótico, sino un ejercicio evidente de rebelión con episodios de alzamiento, violencia, acoso y persecución de quienes se opusieran a esa estrategia de desbordamiento constitucional", ha defendido.

Mónica Gracia ha denunciado que existe una estrategia para "desacreditar" a la Policía, algo que vislumbra tanto en las numerosas denuncias judiciales en tribunales catalanes contra los agentes que actuaron el 1-O --"con decenas y decenas de archivos"-- como en la conocida como 'ley de abusos policiales' aprobada por el Parlamento vasco que, en su opinión, lo que busca en última instancia es "blanquear décadas del terrorismo de ETA".

En el primer caso, el SUP muestra su máxima preocupación. "Llevamos mucho tiempo diciendo que hace falta un plan integral para Cataluña que comience con mejoras en el complemento de territorialidad y otras retribuciones complementarias. Además, hay una campaña nacionalista que busca la salida de la Policía Nacional de Cataluña y eso exige más medios, instalaciones, apoyo institucional y reformas legales para no debilitar nuestras competencias exclusivas". "Es de capital importancia para nuestro país garantizar la defensa de los intereses del Estado", ha señalado Mónica Gracia en referencia a las regiones con mayor implantación independentista ante la preocupación de que de que proliferen "situaciones de exclusión institucional". Como ejemplos cita situaciones como la vivida tras el atentado yihadista de Barcelona en agosto de 2017 o la falta de colaboración durante el referéndum del 1-O.

La relación con los Mossos d'Esquadra ha quedado, según advierte, "muy tocada como consecuencia del sesgo político que prevalece en la mayoría de sus órganos de gobierno". Mónica Gracia se refiere a los últimos relevos con el nombramiento de Eduard Sallent como jefe de la policía catalana: "Todo el mundo tiene claro que obedece a la conveniencia política del Gobierno de la Generalitat; los Mossos, como se ha visto en el juicio que se sigue en el Tribunal Supremo, siguen bajo sospecha". En el SUP defienden que las policías autonómicas sean cuerpos policiales integrales al servicio de la seguridad del Estado, "sin matices ni ambages". "Cuando la política entra en la vida diaria de un Cuerpo policial, es una mala señal", ha comentado Mónica Gracia, que mantiene esta misma opinión al ser preguntada por los escándalos de policías nacionales como el comisario José Manuel Villarejo.

Lo más