COPE

PRESOS REINSERCIÓN

El Servicio Público de Empleo forma a 21.700 presos en los últimos cinco años

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha formado profesionalmente en los últimos cinco años a 21.700 presos en actividades relacionadas con trabajos de construcción, industrias alimentarias o turismo y que contribuyen a la resocialización y reinserción de los reclusos.,Este jueves, El secretario general de Instituciones Penitenciarias (IIPP) y presidente de la Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (TPFE), Ángel Luis Ortiz, y Gerardo Gut

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:10

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha formado profesionalmente en los últimos cinco años a 21.700 presos en actividades relacionadas con trabajos de construcción, industrias alimentarias o turismo y que contribuyen a la resocialización y reinserción de los reclusos.

Este jueves, El secretario general de Instituciones Penitenciarias (IIPP) y presidente de la Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (TPFE), Ángel Luis Ortiz, y Gerardo Gutiérrez, director general del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), han renovado el convenio para el desarrollo de acciones de formación profesional para las personas privadas de libertad.

Según recuerda Instituciones Penitenciarias en un comunicado, esta relación de colaboración entre ambas instituciones se inició hace casi 20 años, lo que ha permitido mejorar la gestión y los resultados de las acciones de formación profesional.

De hecho, el convenio ha permitido formar profesionalmente a 21.700 reclusos en los últimos cinco años. De ellas, 16.813 obtuvieron una acreditación del SEPE como cualquier ciudadano en libertad.

Ortiz ha agradecido al SEPE su colaboración para el acceso a esa acreditación "que contribuye de manera incuestionable a la reinserción de penados y penadas, al mejorar su currículum y, en consecuencia, su posicionamiento ante la búsqueda activa de empleo y la reincorporación al mercado laboral".

Para el director general del SEPE, las acciones no solo sirven para mejorar la empleabilidad del interno una vez acceda a la libertad sino que también son fundamentales para la comunicación, la responsabilidad, la gestión de emociones, la autoconfianza y las aptitudes para el trabajo en equipo.

El pasado año, el convenio permitió a pesar de la situación derivada de la de la COVID-19, impartir 210 cursos de formación profesional para el empleo que beneficiaron a 3.620 participantes; un 10% eran mujeres. Un porcentaje casi tres puntos superior al porcentaje de la población penitenciaria femenina que en 2020 se situó en el 7,4%.

Las especialidades formativas impartidas corresponden a diferentes familias profesionales. Las más programadas están relacionadas con edificación y obra civil, que aglutina el 27,8% de las acciones; industrias alimentarias, el 12,8% hostelería y turismo, el 11,4%; agraria, el 11%; y administración y gestión, el 10,6%. El 26,4% restante se reparte entre otras 10 familias profesionales.

Prisiones destaca que una gran parte de estas especialidades están relacionadas con la actividad productiva que se desarrolla en cada centro, de forma que el interno no sólo adquiere las destrezas técnicas en los cursos de formación sino que además puede ponerlas en práctica en los talleres productivos de las prisiones.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar