Boletín

    SENADO TRANSPARENCIA

    El Senado pone "deberes" a la nueva Cámara Alta para mejorar su transparencia

    La Mesa del Senado ha acordado hoy trasladar a los grupos parlamentarios un amplio paquete de medidas para mejorar la transparencia de esta institución, tanto en lo que respecta a los propios senadores como a los grupos de presión, con el fin de que puedan ser implantadas en la próxima legislatura.,A una semana de la disolución de las Cortes, en la última reunión de la Mesa de la legislatura se ha visto el informe encargado hace casi un año a un grupo de trabajo compuesto

    Agencia EFE

    Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:36

    La Mesa del Senado ha acordado hoy trasladar a los grupos parlamentarios un amplio paquete de medidas para mejorar la transparencia de esta institución, tanto en lo que respecta a los propios senadores como a los grupos de presión, con el fin de que puedan ser implantadas en la próxima legislatura.

    A una semana de la disolución de las Cortes, en la última reunión de la Mesa de la legislatura se ha visto el informe encargado hace casi un año a un grupo de trabajo compuesto por varios senadores que han buscado fórmulas para atender las recomendaciones del Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) en favor de mayor transparencia en el Parlamento español.

    Las propuestas de este grupo de trabajo afectan a la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), al Reglamento de la Cámara, a las normas conjuntas de las Mesas del Congreso y el Senado sobre las declaraciones de bienes y actividades de los parlamentarios y a la aprobación de un nuevo código de conducta y de un registro de los grupos de interés que operan en el Senado.

    Son medidas consensuadas por los grupos de la Cámara, aunque para poder aplicarse necesitarán del visto bueno de los grupos que se constituyan en la institución después de las elecciones generales del próximo 28 de abril.

    Destaca entre todas ellas la aprobación de un "código de conducta" a cumplir por lo senadores donde se especifica que deberán regirse por los principios de "integridad, transparencia, diligencia, honradez, responsabilidad, ejemplaridad y respeto", tanto a los miembros de la Cámara como a la "ciudadanía en general".

    Añade que los senadores ejercerán su cargo "atendiendo exclusivamente a la salvaguarda del interés general, y se abstendrán de obtener o buscar beneficio económico alguno, directo o indirecto, ni recompensa de ningún tipo".

    Establece un mecanismo para resolver sus conflictos de intereses, así como medidas para asegurar la transparencia en los viajes que realicen, sobre todo si responden a invitaciones; les impide aceptar regalos por un importe superior a 150 euros ni tampoco servicios ni invitaciones para ellos o sus familias que superen esta cantidad.

    Estarán obligados a reseñar de forma exacta sus datos biográficos que se publican en la web de Senado y se someterán a un régimen sancionador que prevé infracciones leves y graves que podrán ocasionar multas de 600 a 3.000 euros cuando, por ejemplo, acepten obsequios por un valor superior a los 750 euros.

    Esta sanciones serían resueltas, en función de una reforma reglamentaria, por la Mesa del Senado, y a partir de propuestas realizadas por una nueva comisión llamada "del Estatuto de los Senadores".

    El dictamen del grupo de trabajo incluye también una norma reguladora de los grupos de interés, más conocidos como "lobbies", en línea con las recomendaciones del grupo GRECO.

    Los define como "la persona física o jurídica que, por cuenta propia o ajena, actúa en defensa de intereses propios, de terceras personas u organizaciones, con el objetivo de influir de manera directa o indirecta en los procesos de toma de decisiones del Senado relativos a iniciativas legislativas".

    Plantea crear un registro de estos grupos y aplicarles un código de conducta con su propio régimen sancionador según el cual "no incitarán a los senadores y las senadoras a infringir las normas y las reglas de comportamiento que les sean aplicables; en particular, no podrán proponer ni satisfacer contraprestaciones a los mismos por la actuación favorable a sus intereses".

    Se completan las reformas pendientes para la próxima legislatura con una modificación de los modelos de declaraciones de bienes y actividades más detalladas que las actuales, y varios cambios en el Reglamento del Senado que permitirían castigar las infracciones graves por "omisión dolosa y falsedad de datos" con multas de hasta 17.837 euros.

    Lo más