COPE

Sanidad responde a la AN que "multiples estudios" respaldan la seguridad de las vacunas tras las 4 semanas de infección

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:30

Responde el recurso de un abogado que cuestiona la evidencia científica de la dosis de recuerdo y precisa que las vacunas son voluntarias

El Gobierno, a través del Ministerio de Sanidad, ha remitido a la Audiencia Nacional el expediente técnico de la estrategia de vacunación frente al Covid-19 y en el mismo subraya que hay base científica para fijar la dosis de refuerzo a partir de las 4 semanas de la infección. Añade que en todo caso la vacunación es voluntaria y que el objetivo de la estrategia es "disminuir la mortalidad de la infección" en el país.

Con este escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, responde al recurso presentado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional por el abogado Curro Nicolau en contra de la dosis de refuerzo a las cuatro semanas de la infección por Covid-19 al considerar que el Ministerio de Sanidad "no cuenta con aval científico" a la hora de imponer este criterio.

En ese recurso aseguraba que esta línea de actuación, contenida en el documento que recoge la estrategia de vacunación en España, no "ha sido demostrado en ningún estudio previo que determine la conveniencia de proceder en tales supuestos" de esa manera.

Pero Sanidad indica que, en la décima actualización de la estrategia, y apoyándose en "multiples estudios", la recomendación de la administración de dosis de recuerdo se fijó "en al menos cuatro semanas tras el diagnóstico de la infección y a partir de los 6 meses de la última dosis administrada en la vacunación" si fue con vacuna de ARNm (Comirnaty o Spikevax), o a partir de los 3 meses si fue una vacuna de vector de adenovirus (Vaxzevria o vacuna de Janssen)".

La recomendación a la que hace referencia el requerimiento, dice, "se basa en los múltiples estudios que demuestran la seguridad de las vacunas frente a Covid-19 en las personas con antecedente de infección previa y en la evidencia actual que sugiere la pérdida de inmunidad con el tiempo, así como la heterogeneidad de la respuesta inmune de la población con antecedente de infección".

REDUCE EL RIESGO DE REINFECCIÓN

Y añade que la respuesta inmune tras la vacunación "es más fiable, consistente y predecible que la producida tras la infección". Además, señala que si bien la vacunación disminuye el riesgo de futuras infecciones en personas con antecedente de infección por SARS-CoV-2, "los estudios inmunológicos muestran que la vacunación posterior refuerza la respuesta inmune y reduce el riesgo de reinfección, incluyendo las nuevas variantes del virus".

Asimismo, incide en que algunas autoridades sanitarias internacionales como el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades han valorado que no hay suficiente evidencia para establecer una recomendación consistente sobre el mejor intervalo para la administración de esta dosis de recuerdo en el grupo de población con una infección reciente y recomienda la dosis al menos tras la recuperación de la infección aguda y la finalización del periodo de aislamiento.

Añade Sanidad que "recientemente se ha publicado nueva bibliografía sobre esta materia y (...) se valorará en la próxima Actualización de la Estrategia". "La Estrategia es un documento dinámico que busca conseguir siempre con las vacunas disponibles el mayor beneficio y el menor riesgo para la población", asevera.

Insiste el Ejecutivo en que la estrategia tiene un carácter poblacional y por tanto "las casuísticas individuales deben ser valoradas por los profesionales sanitarios, a fin de conseguir el mayor beneficio personal". Indica que, además, en España "la vacunación no es obligatoria". "La Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, parte del principio general de voluntariedad en las actuaciones de salud pública".

Por otro lado, Sanidad --que aporta una batería de documentos técnicos de la estrategia-- responde que a lo largo de la pandemia, y desde que comenzaron las vacunas, "la priorización se ha realizado en función de criterios éticos y de la evidencia científica, comenzando con la vacunación de las personas más vulnerables y con mayor riesgo de mortalidad y de enfermedad grave, así como de exposición y de transmisión a otras personas".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"UN DOCUMENTO DINÁMICO"

Incide en que en las actualizaciones de la estrategia seguida se puede "encontrar la evidencia científica hasta el momento y los grupos priorizados en base a ella", y añade varios links que remiten a diversos documentos del ministerio. Destaca que la estrategia es "un documento dinámico" que se actualiza a medida que va aumentando el conocimiento sobre las vacunas autorizadas y aquellas próximas a su autorización, las dosis disponibles y con los resultados de los ensayos clínicos que se están realizando, las características en cuanto a su logística, almacenamiento y administración, así como detalles sobre la inmunidad generada tras la enfermedad.

Así, Sanidad apunta que ya en febrero de 2021 se revisó la evidencia disponible para la vacunación de personas con antecedente de infección por SARS-CoV-2 y se consideró en ese momento que "dado que se desconocía la duración de la inmunidad protectora y la reinfección era excepcional en los 6 meses posteriores a una infección natural, se recomendó posponer la vacunación en personas de hasta 55 años de edad sin condiciones de riesgo hasta 6 meses desde el diagnóstico de la infección".

Explica que este criterio cambió en agosto de 2021 cuando la Comisión de Salud Pública aprobó acortar el intervalo para la administración de vacuna a partir de las 4-8 semanas de haber pasado la infección, y el Ministerio enlaza otro documento con la evidencia científica.

EL RECURSO

El abogado que presentó el recurso indicaba que "resulta palmario que el Ministerio de Sanidad no ha aportado ningún dato científico para que en España se siga con dicho criterio en la vacunación en caso de reinfectados, pudiendo ser contraproducente para la salud de las personas una dosis de refuerzo de la vacuna en un periodo de 4 semanas después de obtener una prueba PCR negativa después de la infección del virus SARS-CoV2", sostiene.

Nicolau insistía en que el "criterio adoptado en la estrategia de vacunación carece de respaldo científico y por tanto de motivación", lo que debe llevar a considerar la "nulidad de pleno de la resolución recurrida" al resultar contraria "al derecho de protección de la salud en la medida que el Ministerio de Sanidad no está siendo diligente al adoptar esta decisión sin contar con estudios o informes científicos previos que vengan" a avalarla.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar