JUICIO PROCÉS (Previsión)

Sànchez y Turull inician una huelga de hambre indefinida para presionar al TC

Los diputados de JxCat Jordi Sànchez y Jordi Turull, que optaron sin éxito a relevar a Carles Puigdemont en la Generalitat, han iniciado hoy en prisión una huelga de hambre indefinida para presionar al Tribunal Constitucional y denunciar que bloquea sus recursos y les impide acceder a la justicia europea.,Sánchez y Turull, dos de los siete políticos independentistas en prisión preventiva en la cárcel barcelonesa de Lledoners, han comunicado hoy a la dirección del centro

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:09

Los diputados de JxCat Jordi Sànchez y Jordi Turull, que optaron sin éxito a relevar a Carles Puigdemont en la Generalitat, han iniciado hoy en prisión una huelga de hambre indefinida para presionar al Tribunal Constitucional y denunciar que bloquea sus recursos y les impide acceder a la justicia europea.

Sánchez y Turull, dos de los siete políticos independentistas en prisión preventiva en la cárcel barcelonesa de Lledoners, han comunicado hoy a la dirección del centro que iniciaban una huelga de hambre, cuando se encuentran a las puertas del juicio a la cúpula del procés, en el que la Fiscalía pide para ellos penas de 17 y 16 años por rebelión, respectivamente.

En una rueda de prensa, su abogado, Jordi Pina, ha detallado que la huelga de hambre es "indefinida" y que el exlíder de la ANC y el exconseller de Presidència la han iniciado para protestar por el "bloqueo" del Constitucional a sus recursos de amparo, lo que les impide "acceder a la justicia europea".

Sànchez y Turull denuncian la "demora injustificable" del TC, que ha admitido a trámite ocho recursos suyos interpuestos entre noviembre de 2017 y octubre de 2018, pero no los ha resuelto aún y los ha "olvidado en un cajón".

Ambos presos exigen que el TC sea un tribunal "imparcial y diligente" y "no obstaculice" el ejercicio de su derecho a acceder a instancias europeas, como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

"No pedimos ningún trato de favor al Constitucional, pero tampoco aceptamos pasivamente ninguna discriminación ni dilación injustificada. La cuestión ni tan solo es que dictaminen a nuestro favor, sino que simplemente desbloqueen, inadmitiendo o desestimando, los recursos presentados", subrayan Sànchez y Turull en una carta.

En este sentido, ambos políticos independentistas denuncian el "bloqueo" al acceso la justicia europea que les "impone" el TC. "Y lo hacemos con toda la fuerza y dignidad de una acción amparada en la no violencia, una de las pocas protestas legítimas que el hecho de estar encarcelados nos permite la huelga de hambre", agregan.

De esta forma, Sànchez y Turull han pasado en apenas nueve meses de una fallida investidura como presidente de la Generalitat, cargo al que optaron en marzo y abril pasado sin éxito antes de Quim Torra para relevar a Puigdemont, a iniciar en prisión una huelga de hambre indefinida.

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padroós, médico de Sánchez y Cuixart, ha advertido hoy de los "riesgos severos" para la salud que puede comportar su huelga de hambre y ha alertado de que, eventualmente, podría "dificultar" su traslado a Madrid para el juicio, previsto para el inicio del próximo año.

Padrós ha indicado que ambos inician la huelga de hambre porque no presentan ninguna "contraindicación" de salud, pero ha alertado de que una protesta de estas características puede llevar "al coma o incluso a la muerte".

Pese a que ha confiado en que no se llegará a este extremo, Padrós ha desvelado que ambos presos han elaborado ya un documento de "voluntades anticipadas" para "prevenir situaciones en las que eventualmente hubiese pérdida de consciencia o se debiera tomar alguna decisión".

Según el reglamento de prisiones, en caso de huelga de hambre los médicos del centro controlan el estado de salud de los internos, a los que revisan su presión y realizan análisis de sangre, entre otras pruebas, cada dos días, aunque este protocolo puede cambiar en función de la evolución de los pacientes.

Si fuera necesario un ingreso hospitalario, Sànchez y Turull serían trasladados a la Unidad Hospitalaria Penitenciaria de Terrassa (Barcelona) y, en caso de indicación facultativa, un juez podría llegar a autorizar como medida extrema la alimentación forzosa, según han informado a Efe fuentes penitenciarias.

Sànchez y Cuixart han empezado hoy su huelga de hambre a primera hora de la mañana, aunque tienen la obligación de ir al comedor durante las comidas, con el resto de presos, y siguen sujetos al régimen establecido por el centro, sin que se modifiquen sus horarios y actividades.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha garantizado que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo, ha destacado que la justicia es independiente y ha rechazado la iniciativa de iniciar una huelga de hambre.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido "respeto" desde todos los posicionamientos ante la huelga de hambre iniciada por Sànchez y Turull y ha pedido una reflexión: "Cataluña se merece una salida, no podemos seguir así".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha salido en apoyo de Sànchez y Turull y ha denunciado el "abuso inadmisible" que supone que el TC bloquee sus recursos para impedirles acudir a Europa.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha evitado valorar "una decisión tan personal" como iniciar una huelga de hambre, si bien ha insistido en que no debe haber "privilegios" para los políticos independentistas en prisión.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado hoy, en relación con la huelga de hambre, que la integridad territorial de España es "innegociable", mientras el líder del partido en Cataluña, Alejandro Fernández, ha denunciado que los independentistas "desvían la indignación" cuando les llega a ellos, en alusión a las protestas sociales de esta semana en Cataluña.

Lo más