COPE

Sánchez reconoce preocupación por la propagación de la amenaza terrorista desde el Sahel a otros países

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:30

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este martes que le preocupa que la amenaza terrorista en el Sahel se esté propagando hacia otros países de África Occidental, al tiempo que ha reiterado el compromiso de España tanto en el plano de la seguridad como del desarrollo de esta región.

Sánchez ha participado mediante un mensaje de vídeo en la Cumbre ampliada del G5 Sahel, en Yamena, con el fin de mostrar su respaldo a los países que integran dicha organización (Mauritania, Burkina Faso, Níger, Chad y Mali) y reiterar "el firme compromiso de España con la paz y estabilidad" en esta región.

"La gravedad de la crisis sigue reclamando hoy más que nunca nuestro apoyo y solidaridad", ha subrayado, sosteniendo que el multilateralismo y la cooperación internacional basada en la confianza mutua permitirá encontrar las mejores soluciones para el Sahel.

"El trabajo conjunto es vital para evitar que la amenaza terrorista y la violencia se sumen a una dura crisis humanitaria y a la difícil situación social y económica que se ha visto agravada aún más por la pandemia", ha destacado, incidiendo en que desde Europa se quiere contribuir a la solución "porque los desafíos del Sahel siguen siendo los nuestros".

"Nos preocupa que la amenaza terrorista se esté proyectando más allá del Sahel alcanzando a los países costeros de África Occidental", ha admitido Sánchez, apostando por "crear estrategias de prevención" y confiando en que la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEA) sepa "ofrecer soluciones satisfactorias".

El comentario del presidente del Gobierno se produce después de que hace unas semanas los servicios de Inteligencia franceses alertaran de planes por parte de la filial de Al Qaeda en la región para extender sus acciones a los países del golfo de Guinea, principalmente Costa de Marfil y Benín.

Los países del Sahel, principalmente Malí, Burkina Faso y el oeste de Níger, han registrado un fuerte aumento de las acciones terroristas en los últimos años obra del Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), la filial de Al Qaeda, así como de Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

Asimismo, estos países han experimentado también un aumento de la violencia de carácer intercomunitario, que los grupos yihadistas han sabido explotar en su propio beneficio, aprovechando principalmente la ausencia de las instituciones del Estado en amplias zonas del territorio.

CONTINGENTE ESPAÑOL EN MALÍ

Sánchez ha puesto en valor la aportación de España a la seguridad en la región, subrayando que el contingente español es el principal dentro de la EUTM Malí, la misión europea de entrenamiento de las fuerzas malienses que además actualmente comanda un general español, y confirmando que esta aportación "se verá notablemente incrementada en los próximos meses".

Asismismo, ha añadido, España también ha puesto a disposición medios de transporte aéreo con base en Dakar, dando apoyo a la operación 'Barkhane' de Francia, así como a la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA) y la Fuerza Conjunta del G5 Sahel.

El presidente del Gobierno ha incidido también en la necesidad de garantizar la presencia efectiva del Estado en todo el territorio. "Los terroristas o el crimen organizado llegarán allí donde no lleguemos nosotros", ha advertido, instando a evitar que ocupen los vacíos que puedan surgir.

En este sentido, ha destacado el éxito de proyectos europeos como la iniciativa P3S de Partenariado para la Seguridad y la Estabilidad en el Sahel, a la que España contribuye, entre otras, liderando el GAR-SI Sahel, proyecto en el que Francia, Italia y Portugal colaboran con el objetivo de extender la presencia del Estado en todo el territorio, protegiendo a sus ciudadanos y asegurando la prestación de servicios básicos.

Por último, Sánchez ha instado a redoblar esfuerzos para atender a las poblaciones más vulnerables e impulsar el desarrollo económico y social de la región". "Nunca podremos derrotar a los terroristas solo con la fuerza de las armas, necesitamos también la fuerza de las oportunidades", ha recalcado.

España, ha resaltado, lleva a cabo casi un centenar de proyectos de ayuda al desarrollo en el Sahel por más de 100 millones de euros, con la educación, la sanidad y los servicios esenciales como prioridades.

Tras reiterar su apoyo al G5 Sahel, Sánchez ha confiado en que estos países "encuentren el camino de la paz y la estabilidad ya que es el único posible para lograr un futuro de prosperidad y esperanza". En ese camino, ha remachado, "pueden contar con España".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar