Boletín

ESPAÑA BREXIT (Previsión)

Sánchez rechaza hacer más concesiones al Reino Unido ante el "brexit"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha subrayado este miércoles que no se puede volver a negociar el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea y "no cabe hacer más concesiones", y ha puesto en valor la unidad de acción de la UE para hacer frente a este proceso.,Sánchez ha comparecido en el Congreso para dar cuenta de los últimos consejos europeos y de la situación actual ante la posibilidad, cada vez mayor, de que haya un "brexit" duro.,Ha l

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:53

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha subrayado este miércoles que no se puede volver a negociar el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea y "no cabe hacer más concesiones", y ha puesto en valor la unidad de acción de la UE para hacer frente a este proceso.

Sánchez ha comparecido en el Congreso para dar cuenta de los últimos consejos europeos y de la situación actual ante la posibilidad, cada vez mayor, de que haya un "brexit" duro.

Ha lamentado el "bloqueo político completo" y la crisis constitucional que en su opinión viven ya los británicos y ha criticado que el Gobierno de Boris Johnson pretenda ahora no respetar el acuerdo de salida alcanzado.

Pero ha insistido en que "no cabe renegociar lo que ya ha sido acordado" y en cualquier caso ha reiterado que España está preparada ante la posibilidad, cada vez mayor, de que haya un "brexit" duro.

"El Gobierno ha trabajado para cubrir cualquier escenario posible", ha insistido Sánchez, quien ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad tanto a la ciudadanía como a todos los actores económicos y empresariales afectados.

Pero también ha reconocido que hay que ser "francos y realistas", y las medidas de contingencia adoptadas "solo pueden mitigar las consecuencias pero no las van a eliminar".

Ha recordado que "solo una parte" de las consecuencias "está bajo el control de la UE" pero la otra depende de las decisiones que tomen el Gobierno y el Parlamento británicos.

Por eso ha pedido también a todos los actores afectados que "evalúen en qué medida puede afectarles una salida sin acuerdo y adopten las medidas para minimizar su impacto".

"Lo que hace unos meses parecía impensable hoy se ha convertido en un escenario más que probable", ha dicho el jefe del Ejecutivo en funciones aludiendo al "brexit" duro.

Pero ha puesto en valor todos los planes de contingencia y todas las medidas tomadas, además de recordar que el Gobierno ha puesto en marcha un sistema de coordinación interministerial y entre las administraciones para afrontar todos los escenarios.

En lo que afecta a los ciudadanos españoles en Reino Unido, ha señalado que se ha conseguido el reconocimiento de sus derechos, y ha prometido que estarán "vigilantes" para que no sea un reconocimiento meramente formal y se aplique de forma efectiva.

Además ha recalcado que durante las negociaciones el Gobierno consiguió un "valioso blindaje" sobre todo lo relativo a Gibraltar, que se basa en una negociación separada de la futura relación con Gibraltar respecto a la que España mantenga con Reino Unido. Y España puede vetar un acuerdo relativo a Gibraltar sin afectar a la negociación global.

Además, ha apuntado que es un blindaje independiente del acuerdo de retirada y la declaración política y válido por tanto aunque dicho acuerdo al final no se respete.

Al finalizar su comparecencia, Sánchez ha pedido mirar de cerca lo que ocurriendo en Reino Unido para ver "las amenazas que se ciernen sobre la democracia representativa cuando la política se limita a bloques antagónicos, cuando niega la pluralidad y liquida los matices que enriquecen el debate" y hace "imposible el acuerdo".

Ha advertido de que "nadie", ni siquiera una democracia como la británica está a salvo de la banalización de la política, una receta que siempre conduce al mismo lugar, que es un callejón sin salida".

En este debate, el líder del PP, Pablo Casado, ha expresado su preocupación ante la posibilidad del "brexit" duro y la incertidumbre que provoca sobre los ciudadanos o las empresas, y ha aprovechado esta coyuntura para reprochar a Sánchez que llevara seis meses sin comparecer en el Congreso.

"Usted se parece cada vez más a Boris Johnson: Él retuerce la ley para cerrar el parlamento y usted retuerce el parlamento para no rendir cuentas ante él", ha dicho.

Menos beligerante ha estado en este debate el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha admitido que no tiene discrepancias con Sánchez sobre esta cuestión, aunque sí ha considerado que "se ha olvidado del Campo de Gibraltar" y le ha pedido que trabaje por los ciudadanos de esta zona.

Y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho no estar de acuerdo con Sánchez con que el problema político del Reino Unido sea el frentismo, porque Boris Johnson, "con la ayuda de la reina de Inglaterra, ha secuestrado la sede de la soberanía popular disolviendo el parlamento que le hizo primer ministro... y defiende una salida dura".

Por contra, ha subrayado, el líder laborista Jeremy Corbyn "está defendiendo una política mucho más sensata" y abogando por un nuevo referéndum.

Lo más