Boletín

Las vacaciones de Sánchez: bandazos con el Open Arms y falta de acuerdo para evitar otras elecciones

El presidente en funciones retoma hoy su agenda en Gran Canaria a rebufo de Pablo Casado, que ayer ya acudió a la zona afectada por el pavoroso incendio

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:48

Pedro Sánchez vuelve este jueves de las vacaciones con muchos frentes abiertos. Durante sus días de descanso, no ha cesado las polémicas por la investidura fallida ni por el Open Arms. Su familia y él han estado los últimos doce días en el Palacio de Marismillas de Doñana, la residencia de verano a la que van los presidentes del Gobierno desde la época de Felipe González. Él mismo la inauguró en el año 1986.

Al presidente del Gobierno no se le ha visto agobiado con la situación política que hay en estos momentos. A tan solo 32 días de que acabe el plazo para la investidura, Sánchez decidió que lo más correcto era tomarse un respiro de unos días con su mujer Begoña Gómez y sus dos hijas en las Marismillas. Un lugar de ensueño, situado en medio de 10.280 hectáreas de plena naturaleza, en el que se hospedó el año pasado y donde recibió la visita de la canciller alemana Angela Merkel.

Hasta el día de ayer, 21 de agosto, Pedro Sánchez estuvo en esta residencia y puso fin a sus vacaciones regresando al Palacio de La Moncloa. Hoy viajará a Gran Canaria, para ver por primera vez, los daños causados por el fuego. Lo hará un día después de que lo haya hecho Pablo Casado, que tomó la delantera al presidente. El líder del PP trasladó su "apoyo" y "reconocimiento" a las autoridades que han actuado en la lucha contra los incendios, que han afectado a más de 10.000 hectáreas y por los que han sido evacuadas unas 9.000 personas. Al ser preguntado por si el presidente del Gobierno en funciones había tardado demasiado en acudir a la zona, el popular evitó cuestionar las acciones del Ejecutivo. 

De momento, Sánchez sólo se ha pronunciado vía Twitter sobre los pavorosos incendios que han asolado Gran Canaria en las últimas semanas. 

En cuanto a los otros frentes abiertos, la inoperancia de España, entre otras cosas, ha permitido que el buque humanitario Open Arms estuviera parado durante 19 días. Esta gestión ineficaz de Pedro Sánchez y su pasividad han propiciado que los grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos hayan registrado en el Congreso un escrito solicitando la convocatoria de un Pleno extraordinario en el que quieren que comparezca el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para que explique sus "cambios de opinión" en torno a la crisis del barco de Open Arms, unos giros que vienen tachando de "bandazos". Sánchez no ha hecho ninguna declaración pública al respecto más allá de Twitter y ha dejado que sea su vicepresidenta, Carmen Calvo, quien haya hecho el 'trabajo sucio', con críticas directas hacia la ONG por el rescate de los migrantes en el mar. La improvisación y los vaivines han sido una constante en la labor del Gobierno durante esta crisis, llegando a cambiar su discurso sobre la acogida de los inmigrantes en sucesivas ocasiones y movilizaron a un buque de la Armada con destino Lampedusa escasas horas antes de que un fiscal italiano ordenara el desembarco de los inmigrantes. El buque Audaz sigue rumbo hacia la costa italiana sin saber concretamente cuál será su cometido. 

Asimismo, en el tema de la investidura, Pedro Sánchez fracasó dos veces intentándola. Tras exigir a PP y Ciudadanos que se abstuvieran para facilitar un Gobierno, exactamente lo que él se negó en 2016, y no lograr el apoyo de Unidas Podemos, el presidente en funciones sigue gobernando en funciones. Esta semana, Iglesias trasladó a Sánchez cuatro nuevas propuestas para formar un gobierno de coalición. Sánchez rechazó todas sólo tres horas después sin ofrecer una solución alternativa a la opción de abocar al país a nuevas elecciones.

Ahora Sánchez vuelve de vacaciones con mucho trabajo por delante. Serán días agitados con la presencia, en primer lugar, del presidente en funciones en Gran Canaria tras el devastador incendio que ha calcinado la isla. El viernes Sánchez va a presidir el Consejo de Ministros y el domingo por la tarde participará en una cena con los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre del G7 en Biarritz (Francia). Ha sido invitado por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Lo más