• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

ELECCIONES PSOE (Crónica)

Sánchez, a hombros en Mérida con el PSOE "de siempre"

Emulando a Felipe González 37 años después, Pedro Sánchez ha llenado este domingo con 8.000 personas la plaza de toros de Mérida, donde ha capeado con la izquierda a las "tres derechas", antes de llamar al respetable a no dejar a medias, el próximo 26 de mayo, la faena del 28 de abril.,Los pañuelos blancos eran hoy banderas rojas del PSOE y azules de la Unión Europea, agitadas bajo un sol abrasador con el que el propio Sánchez ha tenido que lidiar.,"H

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:39

Laura Ramos

Emulando a Felipe González 37 años después, Pedro Sánchez ha llenado este domingo con 8.000 personas la plaza de toros de Mérida, donde ha capeado con la izquierda a las "tres derechas", antes de llamar al respetable a no dejar a medias, el próximo 26 de mayo, la faena del 28 de abril.

Los pañuelos blancos eran hoy banderas rojas del PSOE y azules de la Unión Europea, agitadas bajo un sol abrasador con el que el propio Sánchez ha tenido que lidiar.

"Hace mucho calor y a vosotros os dan sombreros, pero a Guillermo y a mí nos han tenido aquí...", se ha quejado el presidente en funciones y en ese mismo instante uno de los asistentes le ha lanzado el suyo.

Desde octubre de 1982 no acogía el coso de Mérida un mitin electoral. El cabeza de cartel era entonces Felipe González, que días después ganaba las generales con su primera mayoría absoluta.

A una semana para la cita con las urnas, el PSOE extremeño ha dado la mayor muestra de movilización en torno a Sánchez en esta campaña, lo que en el partido explican que han conseguido por tres vías.

La de los más de 70 autobuses fletados, que supone un 40 % del total, la de los candidatos municipales (el PSOE ha presentado listas en los 318 municipios) y la de las plataformas de militantes, que surgieron en apoyo de Sánchez en las primarias de 2017 y que ahora están al servicio del PSOE.

Un PSOE que en dos años ha sufrido una "catarsis", como apuntan algunos de los dirigentes que no apoyaron a Sánchez en las primarias y que ahora reconocen que éste ha sabido en muy poco tiempo hacer que los españoles vean al PSOE de siempre como algo nuevo.

"Aquí está el PSOE de siempre, aquí está su PSOE", ha proclamado el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, homenajeando al fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien pensaba cerrar dentro de cuatro días esta campaña.

Ahora Fernández Vara, que aspira a su tercer mandato -"y último", según dice- al frente de la Junta de Extremadura, está intentando convencer a Felipe González para que lo haga en su lugar.

Tanto si lo consigue como si no, su sueño se ha cumplido: "¡he soñado con esto!", ha confesado el veterano socialista, "eternamente agradecido" a Pedro Sánchez -a quien no apoyó en las primarias- "por haber unido a este partido".

Convencido de que el presidente tiene ahora una "tarea más compleja, que es unir a España uniendo a los españoles", Vara y el PSOE de siempre han sacado a hombros a un Sánchez que sigue toreando en el centro y "siempre hacia adelante".

Lo más