Sánchez asegura que los españoles se reconocen en su Gobierno

El presidente del Gobierno no se compromete a convocar elecciones si fracasa con los Presupuestos y "pone fin" a la vía judicial con Cataluña

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 6' Actualizado 19:19

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado este viernes la moción de censura contra Mariano Rajoy que le aupó al Palacio de la Moncloa hace ahora dos meses y que ha permitido un "cambio de época" en la política y que "hoy los españoles se reconozcan en su Gobierno". En la rueda de prensa en la que ha hecho balance de sus primeros dos meses al frente del Ejecutivo, ha considerado así que los ciudadanos se reconocen en este nuevo Gobierno que entre otras cosas representa a esa "España honrada que demanda un Ejecutivo ejemplar" como también a la España "progresista" y "feminista". Y un gobierno que representa igualmente, ha asegurado, a la España "abierta" que quiere consensos y la España "plural", de ahí que el Ejecutivo haya "retomado la interlocución" con los gobiernos autonómicos.

MOCIÓN DE CENSURA 

Sánchez ha recalcado que la moción de censura y el nuevo gobierno que salió de ella supuso un cambio de época en la política española. Eso pasó en primer lugar, ha dicho, porque "la democracia española se reivindicó a sí misma" cuando después de que el poder judicial definiese responsabilidades penales contra el partido del Gobierno -el PP por el caso Gürtel- y de que el Ejecutivo no asumiese dichas responsabilidades, el poder legislativo "asumió las suyas e hizo prosperar" la moción de censura. La segunda razón de este cambio de etapa para Sánchez ha sido que hoy los ciudadanos se reconocen en el nuevo Ejecutivo. "Tanto el Gobierno como la sociedad van al mismo ritmo y en la misma dirección" y comparten los "mismos objetivos" que Sánchez ha resumido en dos: "El progreso de todos y la cohesión social". Ha insistido en que los españoles, "con independencia de a quién voten", se identifican con el nuevo Ejecutivo que según ha asegurado representa también la España "abierta" y "no partidista" dispuesta a forjar "grandes consensos a base del diálogo. En este sentido ha dicho que esa España a la que representa su Ejecutivo "aspira a gobernar con el parlamento y no contra el parlamento" y por eso ha levantado los vetos que el anterior Gobierno del PP había impuesto sobre numerosas iniciativas de otros partidos solo "por cuestiones ideológicas". Pedro Sánchez ha concluido esta parte de su intervención asegurando que el Gobierno pretende "sacar a España del letargo" y abordar las "cuatro grandes transformaciones" que necesita el país: económica, social, territorial y la dimensión internacional.

¿ELECCIONES?

Pese a su debilidad parlamentaria, Sánchez ha insistido en que no habrá elecciones hasta que acabe la legislatura porque tiene una "hoja de ruta" que piensa seguir hasta entonces. Además, ha asegurado que el Ejecutivo intentará sacar adelante sus proyectos pero también ha advertido al resto de partidos de que "ésta es una acción política corresponsable, del Gobierno y del Parlamento". Y ha recalcado que si las demás formaciones no le apoyan para sacar adelante medidas como la nueva senda de estabilidad presupuestaria previamente acordada con las comunidades, tendrán que explicárselo a sus vecinos en sus respectivos territorios.

Comparecencia presidente del Gobierno

GRAF1494 MADRID, 3/8/2018.-El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Palacio de La Moncloa en la que ha hecho un balance de su gestión cuando se cumplen dos meses de su Gobierno, con la vista puesta en el ámbito económico en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2019. EFE/Emilio Naranjo

INMIGRACIÓN

Ante el drama de la inmigtación, Sánchez ha decidido crear un mando único operativo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) para centralizar la coordinación de todas las actuaciones relacionadas con la inmigración en las fronteras y el Estrecho.  Sobre el funcionamiento del mando único, Sánchez ha señalado que centralizará la coordinación y el seguimiento de todas las actuaciones realizadas y vinculadas con la inmigración ilegal, así como los mecanismos necesarios para la utilización de todos los recursos humanos y materiales disponibles y la rápida y oportuna transferencia de la información. A juicio del presidente del Gobierno, con la optimización de todos los recursos y los resultados de las actuaciones en curso se podrá impedir la salida de embarcaciones de inmigrantes de los países de origen y evitar "su llegada inadvertida" a España. Sánchez ha dicho que esta autoridad única se regirá por la legislación nacional e internacional vigente, así como por los convenios suscritos en materia de seguridad marítima de salvamento, protegiendo la vida de los migrantes y respetando su dignidad. Ha recordado que, paralelamente, España ha impulsado un plan de choque de 30 millones hasta final de año para reforzar la atención a pie de playa, ampliar las plazas de atención humanitaria y crear un nuevo servicio de asistencia y derivación

Ha resumido los cuatro ejes de la política migratoria del Gobierno, entre los que ha destacado la potenciación del diálogo y la cooperación con los países de origen y tránsito de los inmigrantes y se ha referido principalmente a Marruecos, aunque también ha mencionado a Argel y Mauritania. Además, ha comentado el control de fronteras y ha dicho que el Gobierno y sus distintos ministerios tienen múltiples operativos que trabajan para regular los flujos migratorios, así como el citado plan de choque para garantizar la atención humanitaria.

Como cuarto punto del plan de trabajo del Gobierno, ha citado el impulso dado a la cooperación europea, al señalar que "cuando un migrante pisa la playa de Tarifa o de Algeciras no está pisando España, sino Europa". Por ello, ha recalcado, "desde el primer minuto este Gobierno ha explicado la necesidad de que la Comisión Europea y las instituciones europeas colaboren con recursos económicos"

CATALUÑA

Con respecto a la crisis por el 'procés', Sánchez ha asegurado que no quiere abrir "ninguna vía judicial más" en Cataluña, y ha insistido en que defenderá la legalidad y que se cumpla el Estatuto de Autonomía. Además, ha pedido también al líder del PP, Pablo Casado, que sean "tan leales" sobre todo en el tema de Cataluña como lo fue el PSOE con el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

PRESOS DE ETA

Precisamente, a Casado le ha pedido que sea "coherente" con lo que hizo y defendió su partido con los presos de ETA. El Gobierno ha argumentado en repetidas ocasiones que fue con uno del PP, en concreto, entre 1996 y 1998, cuando más presos etarras se acercaron al País Vasco, y que responsables de ese partido, como el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz subrayaron que cuando ETA se disolviera la política penitenciaria cambiaría. 

EXHUMACIÓN DE FRANCO

El presidente del Gobierno ha sido tajante al decir que Franco será exhumado "muy pronto", pero ha pedido esperar "semanas" o "días" para hacerlo con "todas las garantías", que es en lo que está trabajando el Gobierno. El presidente ha recordado que "la decisión política está tomada" y tiene toda la intención de "cumplir" con el mandato del Congreso, que mayoritariamente reclamó la exhumación.

En su primera exposición en esta comparecencia, al hablar del "cambio de época" que ha supuesto su Gobierno, ha señalado que dicho cambio "debe llegar también al Valle de los Caídos, y llegará". Después, en su respuesta a los medios de comunicación, el presidente del Gobierno ha insistido en que la exhumación se va a llevar a cabo "muy pronto", aunque no ha dado una fecha concreta. Pero ha recalcado que se debe hacer "con todas las garantías", y en eso es en lo que está trabajando el Gobierno.

No ha querido dar detalle sobre la fórmula jurídica que utilizará el Ejecutivo para sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, pero sí ha señalado que si se trata de un decreto no espera que haya dificultades para que se convalide en el Congreso porque es, precisamente, un mandato de esta Cámara lo que se va a cumplir. En cualquier caso, tras recordar que los españoles han esperado cuarenta años a que la exhumación se produzca, ha pedido que puedan también aguardar aún "unas semanas" o "unos días" para hacerlo

ECONOMÍA 

En la parte económica, Sánchez ha defendido la senda de estabilidad presupuestaria del Gobierno, más flexible que la actual, porque es "justa", y ha asegurado que se sigue trabajando en ella de cara a su vuelta al Congreso de los Diputados, donde fue rechazada la pasada semana. Sánchez también ha confiado en que la senda de estabilidad sea "extensiva" a los Presupuestos Generales del Estado que presentarán a las Cortes y que espera que sean "efectivos" en 2019. La idea del Ejecutivo, ha señalado, es que esta senda ofrezca una "doble estabilidad, económica y social" porque "un crecimiento que no llegue a las capas medias no es útil", por lo que ha abogado por "blindar" el Estado del bienestar. mLa propuesta del Gobierno, rechazada en el Congreso, preveía un déficit público del 1,8 % del PIB el próximo año, el 1,1 % en 2020 y el 0,4 % en 2021, por encima del 1,3 %, el 0,5 % y el superávit del anterior Ejecutivo. "Esta es la propuesta del Gobierno, por la que estamos trabajando", ha apuntado Sánchez, y la que volverá "a la Cámara a partir del mes de septiembre" porque "es una causa justa" para ofrecer un Estado del bienestar "fuerte" a la clase media y trabajadora.

Tras el rechazo, el Ejecutivo tiene que presentar una nueva senda en el plazo de un mes y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha avanzado que será la misma, aunque para la elaboración de los Presupuestos de 2019 trabaja con los objetivos anteriores, más restrictivos, porque son los únicos aprobados en este momento. 

VIOLENCIA DE GÉNERO 

El último Consejo de Ministros hasta finales de agosto también ha dado luz verd a importantes medidas. Las víctimas de violencia de género no tendrán la obligación de declarar contra sus agresores para recibir protección policial, como hasta ahora, y dispondrán de otras posibilidades para acreditar su condición de maltratadas. Así lo establece el real decreto aprobado como medida urgente para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que modifica la Ley de Bases del Régimen Local, la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y el Código Civil.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha explicado que, además de hacer efectiva una trasferencia de 120 millones de euros a las comunidades y ayuntamientos para luchar contra esta lacra, han puesto en marcha las reformas legislativas más urgentes para dar cumplimiento al Pacto. 

INVESTIGACIÓN 

Por último, el Consejo de Ministros ha autorizado 393,7 millones de euros para las dos principales convocatorias de proyectos de investigación. En concreto, el Gobierno ha dado luz verde a las convocatorias de proyectos de 'I+D Generación de Conocimiento', dotada con 125,5 millones de euros, y la de 'I+D+I Retos Investigación', que tendrá una financiación de 268,2 millones de euros.

Lo más