COPE

Sánchez acude al Congreso con el reto de recomponer la relación con sus socios tras la crisis en el CNI

Para alcanzar dicho objetivo, el presidente del Gobierno puede asumir anuncios como una nueva ley reguladora del CNI para endurecer su control judicial

Audio

Texto: redacción digital | Audio: Ricardo RodríguezMadrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:37

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece este jueves en el Pleno del Congreso para informar de la crisis política motivada por el espionaje con el sistema 'Pegasus', que ha afectado a líderes políticos independentistas y también a miembros del Ejecutivo, incluyendo al propio jefe del Gabinete, y que provocó la destitución de Paz Esteban como directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Tal y como informa el jefe de Nacional de la Cadena COPE, el presidente del Gobierno se plantea varias objetivos en esta comparecencia. Entre ellos recomponer la relación con sus socios de coalición: "Allanar las relaciones con los socios habituales. Esa es la prioridad y a tal fin, Pedro Sánchez puede asumir anuncios como una nueva ley reguladora del CNI para endurecer su control judicial. La concesión ha sido motivo de debate en Moncloa, ya que puede suponer riesgos, entre ellos una querencia en su tramitación de los separatistas por abrir en canal el Centro Nacional de Inteligencia. El presidente decide si tirá para adelante. Y, además, una puerta abierta es la reforma de la Ley de Secretos Oficiales con una revisión a la baja de los plazos para hacer públicas materias reservadas. La otra salida sobre la mesa es la de la desclasificación de oficio de las autorizaciones a los seguimientos a dirigentes separatistas. Por ahora, el Gobierno ha resuelto levantar el secreto, solo si lo pide la Justicia. Ante el pleno, Sánchez descubrirá sus cartas bajo un clima de inestabilidad parlamentaria".

El presidente dará cuenta ante los diputados del ataque a los terminales del presidente, de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que se produjeron en los meses de mayo y junio del año pasado, al inicio de la crisis diplomática con Marruecos que se prolongó durante más de un año.

También, de las escuchas a varios políticos independentistas mediante este programa espía, entre ellos el actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha provocado el enfado de ERC, socio de investidura del Gobierno. El 24 de abril, días después de conocerse el espionaje a políticos catalanes, el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, acudió a Barcelona a reunirse con la consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà.

Fue a continuación, el 2 de mayo, cuando el Gobierno hizo público que Sánchez y Robles también habían sufrido un ciberataque con el mismo programa 'Pegasus' después de que el Centro Criptológico Nacional analizase los terminales del Gobierno. Finalmente, se supo que el teléfono de Grande-Marlaska también había sido infectado y que hubo un intento fallido de acceder al terminal del ministro de Agricultura, Luis Planas, que en aquel momento era embajador de España en Marruecos.

Esa misma semana, Sánchez acudió a Barcelona a un acto con empresarios y allí coincidió con Aragonès, en el primer encuentro entre ambos después del estallido del caso 'Pegasus'. El líder catalán le trasladó que la situación es "muy grave" y acordaron abordar el tema en un encuentro posterior que aún no se ha producido y para el que tampoco hay fecha fijada.

Tras semanas de presión para que se depurasen responsabilidades al más alto nivel por parte de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y de los socios de investidura, el Gobierno decidió destituir a la directora del CNI, Paz Esteban, que llegó a comparecer en la comisión de secretos oficiales del Congreso.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar