Salvador Victoria, en el juicio de los espías, contradice a dos de los acusados y niega reunión para plantear su defensa

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:40

El exconsejero madrileño Salvador Victoria ha negado hoy en su testifical en el juicio de los presuntos 'espías' a sueldo de la Comunidad de Madrid haberse reunido con los acusados José Oreja y José Antonio Coronado para plantearles una línea de defensa tras ser implicados en el caso en 2009, algo que sí mantienen los procesados.

El que fuera 'mano derecha' de Ignacio González ha relatado al tribunal de la Sección Quinta que no conocía a los acusados y que no despachaba con ellos, negando la existencia de dicho encuentro a preguntados del abogado Ramón González Bosch.

A preguntas de este letrado sobre por qué dictó un Decreto para que la Comunidad se personara en la causa cinco años después, Victoria ha expuesto que la personación se produjo dentro de sus competencias después de que la Audiencia Provincial de Madrid afirmara en un auto que apreciaba indicios de un delito de malversación de caudales públicos.

Victoria ha reseñado que ese extremo perjudicaba directamente al Gobierno regional, lo que obligaba a formar parte de la causa. Para ello, hubo un informe favorable de los servicios jurídicos.

Asimismo, ha recalcado que no recordaba si hubo una investigación interna del PP de Madrid, ya que si se produjo tuvo que realizarse en la Consejería de Interior, de la que dependían los encausados. Esperanza Aguirre también apuntó en su declaración que no recordaba tales pesquisas internas.

"¿Le consta que dos expresidentes y cuatro consejeros no le consten los seguimientos?", le ha preguntado otro de los letrados, a lo que el expolítico 'popular' ha replicado que le consta lo que ha leído estos días en la prensa.

NO LE CONSTAN VIGILANCIAS

Por otro lado, el excomisario general y exdirector de Seguridad de Madrid Enrique Barón ha afirmado que no tuvo conocimiento de que se produjeran seguimientos. "Si me pregunta si como comisario general tuve alguna constancia o alguna verosimilitud de que eso se había producido, le digo que no. Tampoco me consta como director de Seguridad", ha aseverado.

Además, ha señalado que solo mantenía relación institucional con Sergio Gamón, al igual que lo tenía con jueces y fiscales. A continuación, ha indicado que la única queja que recibió era de consejeros acerca de la rotación de sus escoltas.

Lo más