JUSTICIA GRATUITA

La Sala Segunda del Supremo resalta la "encomiable" labor del turno de oficio

Madrid, 12 jul (EFE).- El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha asegurado hoy que "la percepción generalizada es que los abogados de oficio cumplen con una dignidad encomiable" un trabajo que, a su juicio, es "absolutamente imprescindible".,Marchena ha asistido a la jornada de debate organizada por el Colegio de Abogados de Madrid para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución y del derecho a la defensa con motivo de la celebración del Día de la Justicia G

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:19

El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha asegurado hoy que "la percepción generalizada es que los abogados de oficio cumplen con una dignidad encomiable" un trabajo que, a su juicio, es "absolutamente imprescindible".

Marchena ha asistido a la jornada de debate organizada por el Colegio de Abogados de Madrid para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución y del derecho a la defensa con motivo de la celebración del Día de la Justicia Gratuita.

Junto a Marchen han participado en la mesa de debate "40 años de la Constitución Española. La justicia, pilar del Estado de Derecho", la exdefensora del pueblo, Soledad Becerril; el exvicepresidente del Tribunal Constitucional Ramón Rodríguez Arribas, y el abogado Antonio Garrigues

Marchena ha apoyado "todas las reivindicaciones que exijan que su trabajo sea dignamente retribuido", como reclaman los abogados de oficio.

Sobre este asunto se ha pronunciado también Rodríguez Arribas, quien ha señalado a los políticos "porque son los que administran el dinero" y, según él, "no se han convencido aún de que la inversión en justicia es la mejor que pueden hacer".

El ex vicepresidente del Tribunal Constitucional ha querido recalcar que en la Constitución Española, la "más garantista de occidente", el derecho a la defensa "es sagrado" y que los abogados de oficio "son los que más lo ejercen".

Por su parte, Garrigues ha intervenido en la mesa para poner el foco en el futuro: "Es importante recordar lo que hemos hecho, pero tenemos que pensar en un futuro en el que el estamento jurídico no tiene todas las palabras", ha enfatizado.

El abogado y presidente de la Fundación Garrigues ha enumerado los retos a los que, a su juicio, tendrán que enfrentarse todos los abogados, incluido los de oficio, en los próximos años.

Así, ha mencionado la digitalización porque "hay que asumir que el secreto de sumario y el derecho a la intimidad ya no existen"; la inmigración y los refugiados, que "están generando situaciones jurídicas nuevas"; el feminismo, que "va a traer cambios sociológicos que ni pensamos", y los populismos y nacionalismos.

Becerril, por su parte, ha recordado que el 80 por ciento de las quejas que llegaban al Defensor del Pueblo cuando ella desempeñaba ese puesto "denotaban que hay un problema de justicia muy importante detrás de los problemas de los ciudadanos".

Además, ha instado a los abogados y jueces a acercar el lenguaje de las resoluciones al habla cotidiana porque "necesita de un traductor", y ha insistido en que cuando se trata de gente que recurre a un abogado de oficio el hecho de no entender lo que les dicen "les produce mucha angustia".

Lo más