Derrumbar la Sagrada Familia, objetivo de los terroristas de Barcelona

Según confesó a la fiscal Mohammed Huoli Chemlal su fin era derrumbar el templo de Gaudí, emblema de la Ciudad Condal.

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:41

Es la confesión de los terroristas que quedaron con vida ante el juez cinco días después de los atentados. Para dar detalles, Mohammed Huoli Chemlal pidió protección para sus familias y además de exigir “una condena corta en una cárcel con gente normal”. A su vez señalaron como cerebro y responsable de los atentados de Barcelona y Cambrils al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty.

Mohammed Huoli Chemlal detalló ante la fiscal que Abdelbaki formó la célula dos años antes de la acción terrorista justo cuando se convirtió en imán de Ripoll. Abdelbaki les hablaba del martirio y de que este se podría conseguir también contra monumentos como la Sagrada Familia, "nos sentaron en un parque de Ripoll, en un  banco, también se juntó con nosotros el hermano de Younes aunque no teníamos mucha relación  y nos dijeron que lo que querían hacer era derrumbar la Sagrada Familia".

"Pensamos que eran habladurías, ¿quién la va a poder derrumbar? Y menos unos chicos normales como nosotros” le dijo al juez Huoli Chemlal que admitió que con quien más se relacionó fue con Younes Abouyaqouub, el conductor de la furgoneta, y Mohammed Hichamy, abatido en Cambrils.

Lo más