Boletín

ELECCIONES CIUDADANOS (Previsión)

Rivera emplaza a Sánchez a un cara a cara tras excluir al PP como alternativa

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha emplazado este viernes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a un debate cara a cara para confrontar "los dos únicos modelos" que, en su opinión, hay para España tras excluir como alternativa al líder del PP, Pablo Casado.,Rivera ha lanzado este guante a Sánchez en un acto en Madrid con los candidatos al Congreso de los Diputados y a las presidencias de las comunidades autónomas, con el que Cs ha querido escenificar s

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:54

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha emplazado este viernes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a un debate cara a cara para confrontar "los dos únicos modelos" que, en su opinión, hay para España tras excluir como alternativa al líder del PP, Pablo Casado.

Rivera ha lanzado este guante a Sánchez en un acto en Madrid con los candidatos al Congreso de los Diputados y a las presidencias de las comunidades autónomas, con el que Cs ha querido escenificar su unidad tras las primarias y la polémica por la anulación de los resultados en Castilla y León.

Arropados por todos ellos, ha invitado a Sánchez a poner "fecha y hora" para enfrentar en un debate el modelo del "sanchismo" y el modelo de Cs para "liderar una España unida".

Rivera quiere ese cara a cara para "rebatir" la política de Sánchez basada en la "nación de naciones", en dividir entre "rojos y azules" y en pactos con los independentistas y populistas.

Y, frente a esa propuesta, contraponer una nación de ciudadanos libres e iguales con los mismos derechos en toda España, unida más allá de las diferencias y en las que los pactos sean solo entre constitucionalistas para formar gobiernos que no dependan de los nacionalistas.

"Estas diferencias (...) yo quiero debatirlas con Pedro Sánchez, así que le reto y le pido que si de verdad tiene un proyecto para España más allá de dividirnos y si tiene algo más que contarnos (...) que acepte un cara a cara conmigo para debatir nuestro modelo de España", ha afirmado.

Ha insistido en que esas son las dos alternativas que hay, porque Casado se siente "cómodo" en la lógica derecha-izquierda y no "en la de mirar al futuro, de avanzar y mirar hacia adelante".

"Basta ya de caspa", ha reclamado el presidente de Ciudadanos, para quien las "etiquetas antiguas" ya no valen.

Rivera ha recalcado ante los candidatos que el único objetivo de Cs es gobernar España y liderar una alternativa liberal y constitucionalista desde el centro.

"Estamos preparados", ha asegurado Rivera, que ha remarcado su compromiso de trabajar día a día para unir a los españoles, en lugar de dividirles en trincheras del siglo XX.

Ha insistido en que España necesita cambio, recuperar el aliento y el orgullo de país y ha considerado "insoportable" pensar que para "echar" a Sánchez haya que volver al bipartidismo y a las recetas "pasadas" que propone Casado.

Para el presidente de Cs, el país lleva una década bloqueado y ha llegado el momento de aprovechar el empuje de su partido para hacer reformas "valientes" y "de futuro".

Y, por eso, ha pedido a todos los candidatos que se "den la mano" porque "la Administración central y las autonomías son lo mismo: son Estado, y tienen que trabajar por la igualdad de los españoles" frente a quienes utilizan el modelo autonómico para intentar "hundir" a España.

En este contexto, ha erigido a Cs como el único partido capaz de plantar cara a los separatistas y, como muestra de ello, ha destacado que ha logrado que se obligue a quitar los lazos amarillos de las instituciones catalanes y ha recurrido a la Fiscalía frente a quienes se niegan a retirarlos.

Una posición que ha contrastado con el PSOE, que "deja" al país en manos de los separatistas y Podemos, y con el PP, que piensa que hay que echar un "flotador" a los nacionalistas.

"No se enteran de nada o no se quieren enterar", ha recalcado y ha advertido a Sánchez y Casado de que no crean que van a convencer a los nacionalistas con un "puñado de escaños", tras lo que se ha comprometido firmemente a gobernar España sin los soberanistas.

Se ha presentado como el candidato "del diálogo" pero siempre respetando las reglas del juego y ha recalcado que la regla principal es la Constitución.

Para el líder de Cs, los próximos meses serán "complicados" y "duros" porque están compitiendo "de tú a tú" con el PP y el PSOE y porque su partido está en "el centro de la diana" del resto de formaciones, lo que, según ha dicho, significa que es una "buena señal".

"Si tienen que disparar al centro para intentar que Ciudadanos no crezca, vamos bien", ha resaltado Rivera, que ha insistido en su intención de llevar su modelo a todos los rincones de España.

Lo más