• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

SUCESOS ATRACOS

La resolución de un atraco a joyería en 2018 permite desarticular a una banda

La resolución de un atraco a una joyería de Barcelona en 2018, en la que los ladrones se llevaron joyas por un valor de 1.300.000 euros, ha permitido a los Mossos detener a diez personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a robos, el blanqueo de capitales y el tráfico de drogas.,Según informa la policía catalana en un comunicado, los detenidos, de entre 23 y 50 años, son de nacionalidad uruguaya, argentina, española y marroquí. Uno de los detenidos tiene

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:51

La resolución de un atraco a una joyería de Barcelona en 2018, en la que los ladrones se llevaron joyas por un valor de 1.300.000 euros, ha permitido a los Mossos detener a diez personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a robos, el blanqueo de capitales y el tráfico de drogas.

Según informa la policía catalana en un comunicado, los detenidos, de entre 23 y 50 años, son de nacionalidad uruguaya, argentina, española y marroquí. Uno de los detenidos tiene una joyería en Buenos Aires (Argentina), donde vendía piezas robadas en España.

Agentes de investigación de los Mossos han logrado desarticular esta banda gracias a la resolución de un atracado a una joyería cometido el 6 de octubre de 2018 en el barrio del Eixample de Barcelona.

En este atraco, dos hombres con buena apariencia se hicieron pasar por clientes, con la particularidad de que uno de ellos iba en silla de ruedas y simulaba así tener una incapacidad inexistente.

Tras hacer creer que querían comprar un reloj de alta gama, los atracadores intimidaron a los empleados de la joyería, a los que amenazaron con una pistola, y se llevaron el contenido de las cajas fuertes, joyas y relojes por valor de 1.300.000 euros.

Una vez cometido el robo, ataron a los empleados de pies y manos, abandonaron la joyería y huyeron en dos motocicletas que conducían dos cómplices.

Después de varios meses de investigación, los Mossos identificación a un hombre de 39 años y de nacionalidad argentina que llevaba consigo uno de los relojes robados en la joyería y, tras las indagaciones, descubrieron que era el encargado de vender los objetos sustraídos en el atraco.

Se da la circunstancia de que este detenido tiene una joyería en Buenos Aires (Argentina), donde vende piezas robadas en España.

Los investigadores consiguieron vincular a esta persona con el último miembro operativo, residente en Cataluña, de la peligrosa banda de los Dogo, dedicada al atraco de joyerías, que fue desarticulada en 2012, y que se recompuso con nuevos miembros partiendo de la banda original.

Finalmente, estas pesquisas llevaron a los agentes de la policía catalana a detener a los diez miembros de esta nueva banda, de los cuales tres han ingresado en prisión mientras que los otros siete han quedado en libertad con cargos.

Lo más