COPE

Reabren a medianoche algunas urbanizaciones evacuadas por el incendio en Llançà (Girona)

Los Bombers han reabierto esta medianoche el acceso a algunas de las urbanizaciones que el viernes fueron desalojadas por el incendio que quema el Parc Natural del Cap de Creus

ctv-uox-1fbda109e35102d2229a753bc842c0eb4afac1d5w

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 jul 2021

Los Bombers de la Generalitat han reabierto a medianoche el acceso a algunas de las urbanizaciones que el viernes fueron desalojadas por el incendio que quema el Parc Natural del Cap de Creus (Girona), y que afectará a la mayoría de personas que fueron evacuadas.

El jefe de intervención de Bombers, Santi Lleonart, ha explicado en declaraciones a los medios que podrán volver los vecinos de las urbanizaciones más cercanas a la costa, pero seguirán desalojados al menos hasta el domingo la Vall de Santa Creu y el Monasterio de Sant Pere de Rodes, y la Selva de Mar seguirá confinada.

Lleonart ha destacado que el fuego sigue activo, pero ya está estabilizado en torno al 60% del perímetro del incendio, aunque "de manera muy precaria", y que esto ha favorecido poder reabrir las zonas urbanizadas.

Los Agents Rurals calculan que el incendio originado el viernes en Llançà (Girona) ha quemado 410 hectáreas en total, prácticamente todas de vegetación forestal, y la mayor parte dentro de los límites del Parc Natural del Cap de Creus. Los últimos datos actualizados gracias a la mejora de la visibilidad atribuyen 75 de estas hectáreas quemadas al municipio de Llançà, 294 a El Port de la Selva y 43 a Selva de Mar.

En la tarde de este sábado han estado activadas 80 dotaciones terrestres, 8 helicópteros, 6 aviones de vigilancia y 2 hidroaviones, y los bomberos están "muy pendientes de las condiciones meteorológicas", que podrían ayudar o dificultar la extinción del incendio, aunque se prevé que este domingo aumente la humedad y disminuya la velocidad del viento, condicione favorables para la extinción.

El fuego, el más importante en lo que va de año en Cataluña, se ha visto muy afectado por la tramontana y la complicada orografía, que está complicando su extinción, dado que hay zonas a las que solo es posible acceder por vía aérea. Los Bomberos de la Generalitat y los Agentes Rurales han informado esta sábado de que el incendio está "estabilizado" pero de manera "inestable", dado que en torno al 60 o el 70 por ciento de su perímetro lo está "de manera muy precaria".

Para ayudar en las tareas de extinción, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miterd) ha ampliado el dispositivo de medios aéreos para apoyar a Cataluña. Así, este sábado se han incorporado cuatro dispositivos más para luchar contra el fuego: un avión anfibio de gran capacidad desplazado desde Matacán (Salamanca), un helicóptero Kamov desde Las Minas (Guadalajara) y dos aviones anfibios de capacidad media desde Requena (Valencia).

El subdelegado del Gobierno en Girona, Albert Bramon, ha explicado que la Generalitat ha solicitado que se autorice la llegada de medios aéreos de Francia, pero que, por el momento, se ha optado por agotar los recursos propios. Desde el centro de mando que dirige el dispositivo, el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, ha insistido en que la hipótesis principal es que una colilla lanzada desde un vehículo causara el fuego, lo que ha considerado "indignante".

Por ello, ha hecho un llamamiento a la "prudencia", ya que las altas temperaturas actuales, la baja humedad y el viento son complicados para afrontar este tipo de incendios.

También el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha llamado a la responsabilidad ciudadana y ha advertido que "una colilla de negligencia son 50 años de reforestación". Puigneró ha avisado además que el gobierno catalán será "implacable" con las personas "irresponsables y negligentes" que causen incendios como el de Cap de Creus.

Durante los trabajos de extinción, varios bomberos han resultado heridos, aunque no de gravedad. Uno de ellos ha padecido un golpe de calor y los otros sufren diversas lesiones de carácter leve.

La situación en Girona se ha complicado en la tarde del sábado cuando se ha declarado en Vilafant, a unos 25 kilómetros de distancia del Cap de Creus, un incendio que ha calcinado unas 2 hectáreas de terreno agrícola. Este segundo fuego, que ha sido ocasionado por el uso de una sierra radial y ha disparado todas las alarmas, ha podido ser estabilizado rápidamente por los equipos de emergencia, por lo que todo ha quedado en un susto.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo