COPE

¿Qué tiene que pasar para que una agresión se considere delito de odio?

Hablamos con Sergio Camara Arroyo, Doctor en Derecho Penal, sobre el delito de odio y la libertad de expresión

ctv-kmw-8013323219001w

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 00:55

A raíz del caso de Samuel, el joven que recibió una paliza que terminó por matarlo, se han generado una serie de debates. Fuera del debate político, en muchos lugares se habla del delito de odio. Sin embargo, esto no está tan claro en el plano jurídico. Para profundizar en esta clase de delitos hemos hablado con Sergio Cámara Arroyo, Doctor en Derecho Penal y Criminología y profesor en la UNED.

¿Qué es un delito de odio?

Nos explica que es frecuente ligar el delito de odio a la expresión, pero que este abarca "un número bastante grande de tipos de infracciones penales". Entiende que el componente común del delito de odio es la motivación de intolerancia, que es especialmente rechazable para la sociedad. También nos aclara que, aunque el artículo 510 del Código Penal hable de los delitos de odio, este se puede encontrar en muchos otros artículos.

Esta motivación pretende "restar o eliminar la dignidad o integridad moral de las víctimas". No es una simple discriminación, sino que comete el delito "porque considera a esa persona inferior". Todo delito, ya tenga o no relación con las expresiones, que esté motivado por estas cuestiones puede considerarse un delito de odio.

Otro factor importante para identificar estos delitos es el componente victimológico. Este tipo delictivo no puede cometerse contra todo el mundo. Es necesario que la víctima pertenezca a colectivos con una protección especial por motivos ideológicos, étnicos o de género entre otros.

¿Cuándo hay delito de odio?

Se considera que hay un delito de odio cuando se lesionan determinados bienes jurídicos protegidos y el autor se mueve por la motivación de intolerancia.

Podemos hablar tanto de una agresión física, como puede ser un delito de lesiones o un homicidio, como de una verbal. Un ejemplo de esto puede ser el insulto. Santiago defiende que no hay derecho al insulto y que "si un determinado discurso atenta contra el honor de una persona, esta podrá iniciar un proceso civil o penal en defensa de este bien".

El llamado discurso del odio es el que incita a cometer delitos contra ciertos colectivos. Según Sergio, el problema que tenemos en España es que el artículo 510 de nuestro Código Penal "está redactado de una manera técnicamente muy mejorable". Dice el artículo que los discursos no pueden incitar al odio, lo cual es algo "vaporoso" y "muy dificil de interpretar", pues se habla sobre un sentimiento, y no sobre una acción concreta. El Tribunal Supremo ha reconocido que los ciudadanos "tienen derecho a odiar".

Concluye expresando que "aquellas manifestaciones que no tengan una intención concreta de incitar a la violencia o a la comisión de hechos delictivos contra estos colectivos" deberían estar dentro de la libertad de expresión.

¿Cuándo hay libertad de expresión?

Cuando hablamos de delitos cometidos con la palabra, este delito limita con el derecho fundamental de la libertad de expresión. Determinar el límite entre nuestra libertad para expresarnos y los delitos de odio, afirma Santiago, es algo complejo. Un caso fundamental para esta cuestión, en su opinión, es el de Cesar Strawberry.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El cantante y letrista del grupo Def Con Dos fue acusado de un delito del odio por humillación a las víctimas del terrorismo y apología. En un primer lugar fue exculpado, después fue condenado y finalmente, tras interponer un recurso de amparo, el Tribunal Constitucional le absolvió. En la sentencia el tribunal declara que el derecho a la libertad de expresión es un pilar fundamental en nuestro Estado de Derecho, llegando a afirmar que sin él no hay democracia.

En otra sentencia del año 2007, el Tribunal Constitucional afirma que España no es una democracia fundamentalista. Esto quiere decir que se permite la discrepancia del sistema democrático. De esta forma, los discursos contarios al régimen establecido, desde el comunismo, el republicanismo o el anarcocapitalismo, están dentro de la libertad de expresión.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar