Puigdemont dijo a un excargo de CDC que activar la DUI y el 155 sería "devastador para Cataluña

"No tenía ya ningún margen. Y el escenario era devastador para Cataluña. Lo siento, sé que no es ni fácil ni agradable de aceptar", afirmó

Puigdemont dijo a un excargo de CDC que activar la DUI y el 155 sería devastador para Cataluña

 

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:19

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont afirmó, en una conversación por mensajes con un exdirigente de CDC la mañana del 26 de octubre de 2017, que declarar la independencia de forma unilateral y activar el 155 de la Constitución podía ser "devastador para Cataluña" y que por ello --según se creía en esas horas-- iba a convocar elecciones para evitar la aplicación del artículo, lo que finalmente no ocurrió.

En una conversación que obra en el sumario de la causa del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona, que investiga presuntas subvenciones irregulares y si éstas pudieron acabar financiando al proceso soberanista y a Puigdemont, el exresponsable de Relaciones Internacionales de CDC Víctor Terradellas le dijo al entonces presidente: "Lo siento. Ni nos has escuchado, creo que nos lo merecíamos. Todo iba hacia delante y creo que nos hubiéramos podido apurar hasta el último momento, lástima".

A ello, Puigdemont contesta: "No tenía ya ningún margen. Y el escenario era devastador para Cataluña. Lo siento, sé que no es ni fácil ni agradable de aceptar, pero no tenía ningún convencimiento de que lo íbamos a lograr".

Terradellas le contesta recordándole: "Nos habían garantizado la declaración esta tarde, Gorbachov. Dinero x parte china. Te pedíamos apurar. A las 5 venía emisario de Putin", le decía este cargo, que pedía a Puigdemont que le recibiera, lo que finalmente ocurrió.

En cambio, el 29 de octubre por la mañana, dos días después de que el Parlament declarara la DUI, cuando Puigdemont todavía estaba en Cataluña, Terradellas le mandó un mensaje en el que le reclamaba: "Ahora toca jugar y ganar la partida de las legitimidades. Demostrar nuestro sentido de Estado y control del momento político".

Le pedía que ese lunes en Palau se arriara la bandera española y se blindara el edificio con una llamada pacífica a la población: "Es necesario que liste de nuevo el mayor Trapero y ordene a los Mossos que sean y así sabremos también su nivel y espesor de lealtad (muchos os serán leales a vos y a Trapero)", dijo.

Así, le proponía nombrar a ministros, a un fiscal general de la República Catalana (con el juez Santiago Vidal) y destinar 400 mossos a su servicio: "La población le es fiel y reclama directrices: todo el tejido asociativo y los CDR".

Lo más