CRISIS CATALUÑA

Puig alega falta de competencia de la A. Nacional para juzgarle por rebelión

El ex secretario general catalán de Interior César Puig ha alegado la falta de competencia de la Audiencia Nacional para juzgarle junto al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero de un delito de rebelión por su participación en el 1-O y ha solicitado que la causa la lleve un juzgado de Barcelona.,El abogado de Puig, Jaume Alonso Cuevillas, ha presentado un escrito a la Sala de lo Penal planteando esta petición para que se estudie en la vista del artículo de previo pronuncia

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:03

El ex secretario general catalán de Interior César Puig ha alegado la falta de competencia de la Audiencia Nacional para juzgarle junto al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero de un delito de rebelión por su participación en el 1-O y ha solicitado que la causa la lleve un juzgado de Barcelona.

El abogado de Puig, Jaume Alonso Cuevillas, ha presentado un escrito a la Sala de lo Penal planteando esta petición para que se estudie en la vista del artículo de previo pronunciamiento (equivalente a las cuestiones previas) que se celebrará antes del juicio contra él, Trapero y el exdirector de los Mossos Pere Soler, que se enfrentan a una petición fiscal de 11 años de cárcel.

Esta cuestión de competencia ya la plantearon las defensas de los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que empezaron siendo investigados en la Audiencia Nacional para luego pasar a estar incluidos a la causa del Tribunal Supremo sobre el "procés".

La Audiencia Nacional concluyó en su día que sí era competente para conocer de un delito de sedición contra ellos por el asedio a la Conselleria de Economía, unos hechos por los que se juzgará en este tribunal a la cúpula de Interior y de los Mossos además de por su participación en el 1-O.

La defensa de Puig destaca en el escrito que el pronunciamiento de la Audiencia sobre su competencia se produjo respecto de un delito de sedición y no de rebelión, a lo que hay que añadir "precedentes" de este tribunal rechazando, dice el abogado, su competencia sobre la rebelión.

Según Puig, hay además un "unánime consenso en la comunidad científica acerca de la absoluta falta de competencia objetiva de la Audiencia Nacional para conocer de los delitos de rebelión y sedición".

El único pronunciamiento en esta causa, dice el escrito, sobre el delito de rebelión fue de la jueza instructora Carmen Lamela, que admitió una querella por este delito y el de sedición presentada por la Fiscalía contra los miembros del Govern catalán por el 1-O, causa que pasó luego al Supremo.

La magistrada lo aceptó alegando que son tipos delictivos que se integran dentro de los delitos contra la forma de Gobierno y que se podrían haber cometido fuera de España, cosa que, según Cuevillas, no se sostiene en ninguno de los dos casos, por lo que se interpretaron las normas procesales de forma "arbitraria e irrazonable".

Por ello, afirma que hay una "total y absoluta falta de competencia" de la Audiencia para conocer de estos hechos y pide que se decrete la "nulidad de las actuaciones practicadas" y se remitan al juzgado de instrucción de Barcelona al que corresponda por turno.

Lo más