Boletín

PSOE y Podemos registran su reforma para quitar el voto rogado y dar una papeleta en blanco a los electores del exterior

PSOE y Podemos registran su reforma para quitar el voto rogado y dar una papeleta en blanco a los electores del exterior

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:01

Pedirán una tramitación exprés en el Congreso para que pueda estar lista antes de las elecciones de mayo

El PSOE y Unidos Podemos han registrado este viernes en el Congreso proposición de ley de reforma de la Ley Electoral para suprimir el requisito del voto rogado que desde 2011 se exige a los españoles residentes en el extranjero y adelantarles una papeleta en blanco donde podrán plasmar cuál es su opción política.

Esta iniciativa, que pedirán que se trámite con urgencia y en lectura única para que pueda estar lista antes de las elecciones de mayo, recoge el grueso de las propuestas que el Gobierno hizo llegar a la subcomisión del Congreso que desde 2017 se encarga de estudiar una posible reforma de la Ley Electoral y sobre cuya base han estado trabajando los grupos parlamentarios. Eso sí, con las reticencias del PP, que cree que las 'recetas' del Ejecutivo no ofrecen garantías suficientes para evitar posibles fraudes.

La idea inicial de ambos partidos es incluir esta proposición de ley en el orden del día del primer Pleno en el que el PSOE tenga cupo, puesto que auguran que el Gobierno tardará escasos días en dar su preceptivo beneplácito a la iniciativa, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

RECIBIRÁN LA DOCUMENTACIÓN EN PLAZO

Con su reforma, tanto los socialistas como el grupo confederal persiguen derribar un sistema, el del ruego del voto, que el propio PSOE y el PP pactaron con los nacionalistas en 2011 y que desde entonces ha hecho caer en picado la participación de los inscritos en el Censo de Residentes Ausentes (CERA).

La proposición de ley, recogida por Europa Press, parte de la eliminación del voto rogado, lo que permitirá que todos los españoles residentes en el extranjero reciban la documentación en su domicilio, y para agilizar los trámites permite que se les adelante una papeleta en blanco, lo que facilitará que los electores dispongan de esa documentación en plazo: "Se ganarán 16 días", ha precisado el portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional, Gregorio Cámara.

Con el sistema del voto rogado ocurre que en muchos casos los españoles en el exterior no consiguen recibir a tiempo la documentación al ser imposible su envío desde que formalizan su solicitud de voto y se proclaman las candidaturas tras resolverse las correspondientes impugnaciones.

Pues bien, lo que plantean PSOE y Unidos Podemos en esta reforma es que los electores ya no tendrán que esperar a conocer todas las candidaturas, sino que recibirán una papeleta en blanco donde escribir el sentido de su voto y una documentación con las instrucciones sobre cómo podrán conocer las candidaturas proclamadas, de las que se informará en la página web del Ministerio de Exteriores, vía telefónica o a través de la oficina consular correspondiente.

MÁS DÍAS PARA VOTAR

Y los electores seguirán teniendo, como hasta ahora, dos opciones, para emitir su voto: bien acudir presencialmente al Consulado, para lo cual se amplía de tres a siete días los plazos, o hacerlo por correo ordinario o certificado. En ambos casos, se certificará la emisión del voto con un sello.

Según ha explicado el diputado socialista, con esta propuesta se mantienen las garantía existentes en el sistema de identificación de los votantes introducido de la reforma de 2011, puesto que continuará siendo obligatorio incluir en el sobre dirigido a la Junta Electoral correspondiente, junto con el sobre de votación, una fotocopia del pasaporte o del DNI.

Entre otras medidas, y con el fin de fomentar el voto presencial, los dos firmantes de la proposición también abogan ampliar la red de 'colegios', añadiendo a la embajadas o consulados otros centros de votación, para poder votar en el extranjero.

EL PP ESTÁ "FUERA DE FOCO"

Tanto el PSOE como Unidos Podemos se han mostrado satisfechos con este acuerdo, redactado como proposición de ley, y creen que se da salida a muchas de las reivindicaciones de los electores en el exterior. Además, han censurado las trabas que ha venido poniendo el PP en los últimos meses para alcanzar un consenso en torno a la supresión del voto rogado y las propuestas que han puesto encima de la mesa, que a juicio de los de Pablo Iglesias, están "fuera de foco".

En concreto, esta semana los 'populares' presentaron una alternativa para derogar ya el voto rogado y, entre otras cuestiones, abogaba por que los electores del exterior se identificasen ante un fedatario público, por triplicar los centros para votar en urna y por adelantar la disponibilidad de las papeletas.

Sin embargo, el PSOE, por boca de Cámara, ha querido dejar claro que existen suficientes elementos de acreditación en el modelo de papeleta en blanco que defienden. Es más, ha destacado que este sistema es conocido por los electores en el extranjero, ya que se utilizó en las municipales de 2011 y desde entonces se ha seguido utilizando para el voto en las municipales de los españoles que se encuentran temporalmente en el extranjero (ERTA).

Lo más