ESPAÑA VENEZUELA

El PSOE y Podemos evitan pedir al Gobierno que condene el gobierno de Maduro

El PSOE, con su abstención, y Podemos, votando en contra, han evitado hoy condenar al gobierno venezolano a través de una proposición no de ley que ha salido adelante para pedir también al Gobierno que exija la puesta en libertad de todos los presos políticos y nuevas elecciones.,La transaccional, que ha sido promovida por el PP, Cs y PDeCAT, insta al Gobierno a condenar el régimen de Nicolás Maduro, al que califica de "dictadura", exige la liberación de todos los presos p

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 21:57

El PSOE, con su abstención, y Podemos, votando en contra, han evitado hoy condenar al gobierno venezolano a través de una proposición no de ley que ha salido adelante para pedir también al Gobierno que exija la puesta en libertad de todos los presos políticos y nuevas elecciones.

La transaccional, que ha sido promovida por el PP, Cs y PDeCAT, insta al Gobierno a condenar el régimen de Nicolás Maduro, al que califica de "dictadura", exige la liberación de todos los presos políticos y la aprobación de un Estatuto de protección temporal para los venezolanos.

Impulsar elecciones presidenciales, solicitar la investigación de los crímenes "de lesa humanidad" de Venezuela ante la Corte Penal Internacional son otras de las iniciativas recogidas en la proposición.

La aprobación de la iniciativa ha sido aplaudida por los diputados que la han apoyado, que se han puesto en pie mirando a la tribuna de invitados, desde donde han seguido el debate varios opositores a Maduro, entre ellos el padre de Leopoldo López.

Este debate ha arrancado con la intervención del diputado del PP, José Ramón García, al ser el grupo que inicialmente presentó la proposición no de ley que luego ha sido transaccionada, insistiendo en que "no caben equidistancias ni ambigüedades" en la crisis de Venezuela al entender que lo que está en juego es la vida de personas y su dignidad.

Durante su intervención ha sido muy duro con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por defender el diálogo con el régimen de Nicolás Maduro y también con Pablo Iglesias por "abrir la puerta a Chávez".

Tras confiar en que nadie sea cómplice de "un narcodictador", ha pedido al Gobierno que se sume a Alemania y a Francia para apoyar la investigación que pidieron seis países de la Organización de Estados Americanos ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el Gobierno de Maduro por supuestos crímenes de lesa humanidad.

Para defender la posición del PSOE, el diputado Salvador de la Encina ha reprochado al PP que haga "trampas" con este tema, y ha recordado a los populares que en Europa han apoyado la creación de un grupo de contacto entre la UE y los países de la región para explorar una mediación entre el Gobierno y la oposición venezolana con el fin de buscar una solución "pacífica y negociada".

También contra el PP ha sido muy crítico el diputado de Unidos Podemos Pablo Bustinduy, quien ha sacado a colación la "campaña vergonzosa" contra José Luis Rodríguez Zapatero por intentar mediar en Venezuela cuando todo el mundo sabe -ha asegurado- que la única salida pacífica pasa por la negociación política.

En nombre de Ciudadanos, Fernando Maura ha apoyado, entre otras cosas, que se conceda a los venezolanos el procedimiento temporal de exilio durante un año, con un permiso de trabajo y acceso a la sanidad pública.

Por parte del PNV, que ha apoyado la transaccional, el diputado Mikel Legarda ha apostado por el diálogo y una solución política sin excluir otras medidas siempre y cuando no supongan un sufrimiento adicional para los venezolanos y ha lamentado que la única receta del PP y Cs sea "la fuerza y el palo".

Ana María Surra, de ERC, ha censurado igualmente la estrategia del PP y ha dicho que "no son nadie para dar lecciones de democracia", mientras que por el PDeCAT, Jordi Xuclá ha señalado que la crisis en Venezuela requiere abrir la vía a la reconciliación y no de "vías militares o ataques".

Joan Baldoví, de Compromís, ha llamado la atención sobre el hecho de que el tema de Venezuela salga tanto en el debate parlamentario y, en cambio, de otros países, como Arabia Saudí, no salgan nada, mientras que Ana Oramas (Coalición Canaria) ha criticado al PP y a Cs por esa competición que tienen "para ver quién es más duro", al PSOE por "ponerse de lado" y a Podemos "por justificar lo injustificable".

Carlos Salvador, de UPN, ha recalcado que Venezuela vive una situación de fracaso "sin paliativos", mientras que el representante de EH Bildu Oskar Matute ha señalado que no pueden apoyar una iniciativa que es "una declaración de guerra contra un gobierno legítimo".

Lo más