SENTENCIA MANADA (Actualización)

La protesta "no es abuso, es violación" vuelve a Pamplona 24 horas después

(Actualiza la NA5112 con nuevo datos),Pamplona, 27 abr (EFE).- Cientos de personas, muchas de ellas mujeres jóvenes, se han congregado frente al Palacio de Justicia de Navarra al grito de "no es abuso, es violación", una protesta que tiene lugar un día después de la lectura pública de la sentencia de La Manada en ese mismo edificio y tras la oleada de manifestaciones de indignación por toda España.,Se trata de una convocatoria realizada a través de las redes sociales por colectivos feministas, y

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:46

(Actualiza la NA5112 con nuevo datos)

Cientos de personas, muchas de ellas mujeres jóvenes, se han congregado frente al Palacio de Justicia de Navarra al grito de "no es abuso, es violación", una protesta que tiene lugar un día después de la lectura pública de la sentencia de La Manada en ese mismo edificio y tras la oleada de manifestaciones de indignación por toda España.

Se trata de una convocatoria realizada a través de las redes sociales por colectivos feministas, y la concentración está encabezada por una pancarta en la que se leía "No es no. Justicia", en euskera y castellano.

En frente de la sede judicial, un grupo de mujeres jóvenes que portaban la pancarta ha avanzado a lo largo de la mañana hasta colocarse a escasos metros de la entrada del recinto, protegida por varios efectivos de la Policía Foral.

Allí, los asistentes han coreado consignas como "esto sí es terrorismo", "esta justicia es una mierda", "si tocan a una, nos tocan a todas", además de mostrar manos rojas y carteles morados con frases como "tranquila, hermana, somos tu manada", "no quiero sobrevivir, quiero vivir", "ni una más, yo te creo", "ármate mujer, inicia la revolución".

Asimismo, han pedido la inhabilitación del magistrado que emitió un voto particular pidiendo la absolución de los acusados.

Entre los presentes se encontraba la concejal de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Laura Berro, que en declaraciones a Efe ha señalado que "la justicia ha demostrado, una vez más, que tiene un doble rasero bastante increíble y que es patriarcal".

"No solamente por la sentencia, sino también por cómo se cuestiona la palabra de las mujeres durante el proceso judicial", ha subrayado.

La edil ha sostenido que "no tiene ningún sentido no entender como intimidación que cinco hombres de complexión fuerte arrinconen a una mujer en un portal".

Igualmente, entre los asistentes, en su mayoría mujeres jóvenes, se encontraba un grupo de estudiantes de derecho, como Ane Criado, de 19 años, quien ha explicado que habían acudido al estar "indignadas" con la sentencia y al vivir en "un marco social de machismo y poca protección a las mujeres".

La misma opinión compartía Ángela Díez, de 23 años, que apoyaba la concentración para "luchar contra esta injusticia" o Patricia Oroz, de 31 años, que consideraba que debía acudir "para defender nuestros derechos como mujer y dar ejemplos a nuestras hijas".

Numerosos hombres también han secundado el acto de protesta, como es el caso del estudiante Íñigo Martínez, que había acudido junto con compañeros de su instituto, y que ha lamentado que "todavía no está extendido que los hombres vengan a apoyar a las mujeres".

En la concentración, que ha durado alrededor de hora y media, el grito más coreado, entre silbidos y aplausos, ha sido el de ¡No es abuso, es violación!.

Lo más