• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

SUCESOS HOMICIDIO

En prisión el autor de un homicidio en Santander, detenido en Seseña (Toledo)

El supuesto autor de las puñaladas que acabaron con la vida de un hombre en Santander ha sido detenido tras haber huido y está en prisión provisional, y también se ha arrestado a su primo, quien golpeó a la víctima.,El presunto homicida fue detenido en Seseña (Toledo) el 3 de junio y se encuentra en la cárcel de Ocaña; tres días después la Policía detuvo a su primo en el barrio Lavapiés de la capital cántabra, quien está en libertad con medidas cautelares. ,Ambos perten

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:34

El supuesto autor de las puñaladas que acabaron con la vida de un hombre en Santander ha sido detenido tras haber huido y está en prisión provisional, y también se ha arrestado a su primo, quien golpeó a la víctima.

El presunto homicida fue detenido en Seseña (Toledo) el 3 de junio y se encuentra en la cárcel de Ocaña; tres días después la Policía detuvo a su primo en el barrio Lavapiés de la capital cántabra, quien está en libertad con medidas cautelares.

Ambos pertenecen a una familia muy extensa y asentada en varias comunidades como Madrid, País Vasco y Castilla-La Mancha, lo que facilitó su fuga y ocultación.

La investigación corresponde al Juzgado de Instrucción Número 4 de Santander y, según informan fuentes judiciales a Efe, está previsto que en los próximos días se traslade al supuesto autor del homicidio a El Dueso, de modo que el juez volverá a tomarle declaración y decidirá sobre la prisión provisional.

En la rueda de prensa que la Policía ha dado este jueves con el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, para dar los detalles de esta operación, denominada Vendetta, se ha destacado su dificultad porque, pese a que 72 horas después del homicidio se sospechaba quién era el autor, tanto él como su primo fueron moviéndose por separado de una comunidad autónoma a otra.

Durante esos meses, ambos se preocuparon de rodearse de "muchas medidas de seguridad" para no ser descubiertos.

El suceso se produjo a finales de agosto pasado, cuando un hombre de 39 años falleció tras ser apuñalado en una pelea a las puertas de un pub en la calle Barcelona de Santander.

La Policía sospecha que el móvil del crimen fue que la víctima intercedió ante el agresor, un vecino de Santander de 25 años al que conocía de la noche, porque éste molestaba a una mujer.

Fruto de las investigaciones se reconstruyeron las horas previas al homicidio y se tomó declaración a testigos del suceso, además de escucharse grabaciones.

El inspector jefe de zona del Grupo 2 de Madrid, Juan Miguel Hernández, ha señalado que urgía detener al supuesto homicida porque es una persona que habitualmente porta armas blancas y porque cuanto más tiempo pasa, más posible era que cambiara de aspecto físico.

Así, se empezaron a controlar una veintena de vehículos y una quincena de domicilios de esta familia.

"Detectamos que toda la familia estaba poniendo en marcha una gran cantidad de medidas de seguridad", ha subrayado Hernández, quien ha agregado que el sospechoso rotaba de domicilio a domicilio y de vehículos de forma "casi diaria".

La Policía detectó un vehículo "interesante" en Seseña, donde los agentes vieron que residía una pareja que encajaba con el perfil físico buscado, sobre todo la mujer, que sería la pareja sentimental del presunto criminal.

Pero el varón -ha señalado- salía como mucho una vez al día de la vivienda, con una gorra de béisbol ocultando su cara y muy abrigado.

Durante la vigilancia, la pareja bajó a una tienda de alimentación y una agente compartió "un cruce de miradas" con el individuo, que fue reconocido por el policía. Al salir del local fue detenido.