COPE

El primer ministro se disculpa con una exempleada presuntamente violada en una oficina del Parlamento

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:25

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha pedido disculpas públicas a Brittany Higgins, una exempleada gubernamental que ha denunciado que fue violada por un colega en la oficina de la senadora y ministra de Defensa, Linda Reynolds, hace dos años.

De forma paralela, Morrison ha reconocido el "fracaso" del Gobierno australiano para apoyar a Higgins con el trauma derivado del suceso y ha garantizado que emprenderá medidas para cambiar el trato que reciben las mujeres en el Parlamento del país.

El 'premier' australiano, que ha negado que en el Ejecutivo exista una política de negación del abuso sexual, también ha trasladado su frustración con Reynolds, que supuestamente conocía las acusaciones de Higgins y se las ocultó.

En concreto, Higgins denunció haber sido violada por un colega en la oficina de Reynolds, donde el presunto agresor y ella trabajaban, el sábado 23 de marzo de 2019. La exempleada, que dejó su trabajo en el Gobierno el mes pasado, también ha desvelado que el secretario privado de Morrison, Yaron Finkelstein, había estado "ampliamente vinculado" al asunto durante los días posteriores a la supuesta agresión, según ha informado el diario 'The Sidney Morning Herald'.

Además, en medio de una gran controversia en el país sobre si la oficina de Morrison o el propio primer ministro conocían el suceso, Higgins ha señalado que Finkelstein llevó a cabo un "control extraño" sobre el asunto y que el secretario le había llamado después de que un programa de televisión de ABC News emitiera un reportaje sobre el acoso sexual.

Morrison ha dicho en sede parlamentaria que su oficina se enteró de la acusación de violación el 12 de febrero y que él personalmente supo del suceso el lunes a las 8.30 (hora local) cuando la historia salió a la luz en medios de comunicación.

"Tengo que enfatizar que en relación con mi secretario privado no hay nada que hayan puesto frente a mí, nada, incluidos registros telefónicos o cualquier cosa que sugiera que ese fue el caso", ha indicado a la prensa australiana.

Cuestionado sobre por qué alguien de su oficina "controlaría" el asunto con la implicada, Morrison ha sugerido que había confusión en torno a su relato. "El punto que les estoy diciendo es que eso no es lo que hay en los registros de mi personal sobre ese asunto", ha incidido.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar