SEGURIDAD CIUDADANA

Policías avisan a los grupos del peligro de sus propuestas en la Ley Mordaza

Los policías, por boca de sus cuatro sindicatos más representativos, han advertido hoy de los riesgos que para su seguridad y para la del resto de los ciudadanos supondría algunas modificaciones que los grupos parlamentarios han planteado en la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como "ley Mordaza". ,Ha sido el portavoz del Sindicato Unificado de Policía, Ramón Cosío, el encargado de exponer la postura de su organización y de la Confederación Española de Policía (CEP), la

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:18

Los policías, por boca de sus cuatro sindicatos más representativos, han advertido hoy de los riesgos que para su seguridad y para la del resto de los ciudadanos supondría algunas modificaciones que los grupos parlamentarios han planteado en la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como "ley Mordaza".

Ha sido el portavoz del Sindicato Unificado de Policía, Ramón Cosío, el encargado de exponer la postura de su organización y de la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP) en la ponencia del Congreso que estudia la reforma de la citada ley.

Durante su intervención, Cosío ha dejado claro que los policías han recibido con preocupación tanto la instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre cacheos y toma de imágenes de los agentes como las propuestas de los grupos relacionadas con el derecho de manifestación, las identificaciones o la resistencia y desobediencia.

Así, y respecto a la toma de imágenes de los agentes, Cosío ha rechazado la instrucción que establece que solo será considerada infracción si puede acreditarse un peligro concreto y se detalle en un acta.

Además de la difusión que puede hacerse de esas imágenes en la era de Internet, con el consiguiente riesgo para los agentes y sus familias, los sindicatos creen que con esa instrucción "se limita la posibilidad de sancionar cualquier comportamiento que potencialmente amenace la seguridad de los policías que trabajan en las calles".

"Malestar y desamparo" son las palabras con las que el portavoz del SUP ha expresado la opinión de los policías sobre la propuesta del PNV -sobre la que trabaja la ponencia- de suprimir como infracción el uso no autorizado de imágenes o datos personales de los agentes.

Según Cosío, esta propuesta ha causado "desconcierto e incredulidad", porque su supresión "dejaría completamente abandonados a los policías frente al mal uso de sus imágenes o datos por terceras personas".

Y sobre todo, ha añadido, cuando los agentes son los principales objetivos de las organizaciones criminales o de grupos terroristas, por lo que ha pedido que se garantice su seguridad, como está obligado constitucionalmente a hacer el Estado.

Tampoco comparten los policías la propuesta del PNV de que no se considere "ilícito administrativo" las reuniones o manifestaciones espontáneas y pacíficas que se convoquen con ocasión de hechos o situaciones que no admitan demora y, por tanto, que puedan comunicarse solo con un plazo de 24 horas.

Para los sindicatos, esto generaría incertidumbre, inseguridad jurídica y una grave amenaza a la seguridad ciudadana , ya que no daría tiempo a neutralizar un posible riesgo de violencia ni a planificar una respuesta operativa anticipada y adecuada.

Sobre la propuesta de Podemos de "destipificar la resistencia pasiva", los policías también la rechazan al entender que "se obstaculizaría al máximo la labor policial en caso de disoluciones de concentraciones y desalojos legítimamente autorizados".

Cosío también se ha referido a la enmienda de EH-Bildu que propone que ninguna persona pueda ser identificada de manera preventiva en lugares públicos, sino solo sobre la que exista constancia de su participación en un delito.

A juicio de los sindicatos, esto haría totalmente inaplicable el principio de prevención policial en la vía pública"·

En la ponencia de la Comisión de Interior ha intervenido también el coordinador de la Plataforma Una Policía para el Siglo XXI, Samuel Vázquez, quien ha abogado por la adquisición de cámaras de pecho para todos los agentes de Seguridad Ciudadana, a fin de que quede registrada toda la intervención y no de lugar a manipulaciones de las imágenes.

Entre sus propuesta, ha mencionado la necesidad de que se renga en cuenta el umbral de pobreza a la hora de las sanciones económicas por infracción a la Ley y que se permitan los cacheos preventivos de seguridad, que duran 10 segundos, no son invasivos y solo pretenden comprobar si una persona va armada.

Lo más