La Policía de Sudán reprime una protesta por el cese de militares que apoyaron la revuelta contra Al Bashir

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:43

Las fuerzas de seguridad de Sudán han empleado este jueves gases lacrimógenos contra miles de manifestantes concentrados en la capital, Jartum, para pedir el regreso a filas de soldados expulsados por haber apoyado el levantamiento popular del año pasado contra el régimen de Omar Hasán al Bashir.

Según las informaciones recogidas por la emisora sudanesa Radio Dabanga, las fuerzas de seguridad habían desplegado importantes refuerzos antes de la protesta y bloqueado las calles principales que dirigen al Palacio de la República y al cuartel general de las Fuerzas Armadas.

Activistas han denunciado que los agentes han empleado incluso fuego real y que se han producido agresiones y arrestos, si bien por el momento no hay un balance de heridos. Las autoridades no se han pronunciado por ahora sobre detenidos.

Por su parte, la opositora Asociación de Profesionales de Sudán (SPA) ha condenado la represión de las manifestaciones "en apoyo a oficiales honorables que se posicionaron del lado del pueblo" y ha defendido que la población no permitirá que se reduzca el derecho a manifestación tras los avances logrados después de la caída de Al Bashir.

Asimismo, ha reclamado al primer ministro, Abdalá Hamdok, que cese al ministro del Interior, al jefe de la Policía y a otros altos cargos de las fuerzas de seguridad, así como la apertura de una investigación "en torno a los abusos de las fuerzas policiales", en una serie de mensajes publicados en Twitter.

La SPA ha reclamado además que "se adopten las medidas apropiadas tras la investigación para hacer justicia a los que han sufrido esta represión y garantizar que no se repita", al tiempo que ha solicitado al gobierno de transición que "acelere el inicio de la reestructuración de las fuerzas regulares de forma transparente" con la oposición y la población.

Las manifestaciones en apoyo a los soldados forzados al retiro se han sucedido además en ciudades como Gedaref y Kasala, sin que haya informaciones sobre incidentes violentos en estos casos.

Al Bashir fue derrocado en abril de 2019 tras un golpe de Estado militar y la junta surgida tras la asonada recalcó que actuaba en apoyo a los manifestantes y alcanzó un acuerdo con la oposición para crear un gobierno de transición de cara a la celebración de elecciones en un plazo de tres años.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo2

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Reproducir

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Escuchar