Boletín

Un polémico activista okupa denuncia una agresión al grito de 'Viva España' que las redes ponen en duda

Los hechos han tenido lugar en Barcelona

Un polémico activista okupa denuncia una agresión al grito de Viva España que las redes ponen en duda

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:59

El controvertido Lagarder Danciu ha vuelto a emerger en las redes sociales. Los hechos han ocurrido en esta ocasión en el centro de Barcelona, donde este joven de etnia gitana ha tenido, según relata, que ser ingresado en el hospital después de que, tal y como cuenta en su perfil Twitter, “unos fascistas me agredieran en plena calle por defender a los @SenseSostreBCN de un grupo de racistas que llevan 11 meses insultando a las personas sin techo. Me tiran al suelo y me agreden hasta que llegan Mossos.”

El propio agredido grabó dos vídeos de la agresión a la que presuntamente fue sometido, aunque tan solo se ve a uno de los supuestos agresores, que iba acompañado de su madre. Según Danciu, ambos llevan casi un año acosando e insultando a diario a las personas sin hogar de la organización Casa de Cádiz, que son individuos sin hogar okupa que luchan y rescatan personas sin casa en el edificio Casa Cádiz de Barcelona. Según el presunto agredido, los agresores llevan la bandera española en su balcón y en el bloque saben que son agresivos. 

 

En la fotografía que aparece en la red social del pájaro azul, se puede ver efectivamente a Lagarder en el pasillo del hospital con moratones de consideración en el torso y el brazo. COPE.es se ha puesto en contacto con los Mossos d’Esquadra para confirmar los hechos. Desde su gabinete de comunicación han informado que efectivamente la pelea se produjo entre una familia y los miembros de la organización okupa Casa de Cádiz, aunque apuntan a esta casa que no consta ninguna denuncia de los hechos en ninguna de las partes, pese al Tweet publicado por el propio Lagarder, en el que amenazaba con "denunciar a estos fascistas."

Los usuarios de las redes sociales se dividen entre los que se creen la versión del polémico okupa y entre los que dudan de la veracidad de los hechos. 

 

Y es que currículum de Lagarder Danciu, de 38 años, es bastante polémico. Gitano de origen rumano, se declara como un “activista sin techo”. Desde hace años se aficionó a la tarea de llamar la atención para conseguir virales. En una de las ocasiones, Lagarder se presentó en una concentración pro-franquista para reventar el acto, lo que propició que recibiera una paliza por parte de algunos de los asistentes. Tras la intervención policial, el polémico sin techo subió el vídeo en las redes sociales, donde muchos de los usuarios le recriminaban su talente polémico, con comentarios del tipo "es lo que buscaba" o "qué esperabas".

Su carácter provocativo hace que, pese a ser el agredido, no levante simpatías entre la opinión pública. También tuvo bastante eco su irrupción en un acto del PP, al grito de “sois la mafia.” En 2014 trató de presentarse a Podemos Sevilla en sus inicios. En una ocasión, se plantó frente a Monedero y le exige devolver el espíritu "apartidista al 15M". También entra a un mitin de Podemos y recibe el aplauso de Iglesias o Errejón, entre otros muchos.

Tampoco los socialistas se libraron de sus espectáculos. Fue el día en el que el Comité Federal del PSOE puso fin a la primera etapa de Pedro Sánchez al frente del partido. En las puertas de Ferraz, Lagarder se plantó con una pancarta en la que se podía leer "Los barones del PSOE son la mafia.”

Lo más