El PNV defiende que el nuevo Estatuto tenga "unas garantías mínimas" de que no le pase lo que al Plan Ibarretxe

El PNV defiende que el nuevo Estatuto tenga unas garantías mínimas de que no le pase lo que al Plan Ibarretxe

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:27

Reclama al PSE "que no se obstine en un no rotundo sin fundamento" al derecho a decidir y que "no acuse al resto de maximalismos"

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha asegurado este miércoles que, más importante que los plazos, es que el nuevo texto estatutario tenga "el mayor y más amplio acuerdo posible y unas garantías mínimas" para "no chocar contra un muro o caer al precipicio", como ya ocurrió con el denominado Plan Ibarretxe, que "encontró un muro en Madrid y en ese momento quedó anulado". "No vamos a repetir una vía que ya hemos probado", ha añadido.

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, el parlamentario jeltzale ha afirmado que, al igual que el PNV defiende "el principio democrático", también se debe tener en consideración "el principio de realidad", es decir, "qué sucede en el Estado, qué mayorías o qué situación se vive".

Así, ha apostado por "actuar con presteza e inteligencia, más cuando somos un país pequeño dentro de un Estado grande, y sabemos que es un Estado que defiende su unidad con todas sus fuerzas, como ya hemos comprobado en los últimos meses y años".

"Más importante que los plazos es que el texto que salga tenga el mayor y más amplio acuerdo posible y unas garantías mínimas para poder llevarlo al futuro, y no chocar contra un muro o caer al precipicio. Con el Plan Ibarretxe ocurrió que encontró un muro en Madrid y en ese momento quedó anulado, y no vamos a repetir una vía que ya hemos probado", ha insistido.

Además, ha considerado que la sociedad "tiene derecho a buscar una vía eficaz y los partidos políticos tenemos la responsabilidad de que la vía que proponemos a la sociedad tenga operatividad y no sea una vía que no nos lleva a ninguna parte".

Iturrate ha indicado que el hecho de que de la comisión de expertos designados por los partidos para redactar el texto articulado del nuevo Estatuto salgan tres textos diferentes, "no es ni un éxito ni un fracaso, sino la foto de nuestra sociedad". Además, ha considerado que "es bastante importante que tres de los expertos que representan a tres sensibilidades políticas presenten un texto acordado en un 80%".

EH BILDU

En este sentido, ha destacado que, "hasta hace dos meses, estaba en camino de ser un proyecto realizado entre cuatro expertos, aunque no al 100%, pero, en un momento, uno de ellos dijo adiós por lo que fuera", en referencia al experto designado por EH Bildu, situación que ha achacado "al miedo al acuerdo o a la falta de compromiso" de la coalición soberanista.

"Para llegar a acuerdos cada uno debe dejar en el camino algunas ideas o principios, y sacar adelante las que compartimos. Creo que EH Bildu tiene miedo a modular y se queda en maximalismos, o que de verdad no cree en el negociación y en la vía del acuerdo", ha lamentado.

Asimismo, ha considerado que el texto acordado por los expertos de PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos "es fiel al encargo que le realizó la ponencia" de autogobierno, ya que, según ha dicho, "el encargo no decía que los principios (pactados por PNV y EH Bildu) se debían transportar o fotocopiar, porque, para eso, nosotros mismos podíamos haber hecho ese trabajo".

DERECHO A DECIDIR

Iñigo Iturrate ha asegurado que no les sorprende que el experto designado por el PSE-EE haya manifestado que "no está de acuerdo con ese derecho" porque "divide a la sociedad vasca y requiere cambios en la Constitución", aunque ha reclamado a la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, "que no se obstinen en un no rotundo sin fundamento" al derecho a decidir y que "no acusen al resto de maximalismos desde una posición totalmente cerrada".

El representante jeltzale ha lamentado que la postura de los socialistas vascos sea la de "esto no porque yo digo que no y porque defender el derecho a decidir es dividir a la sociedad".

"Reivindicar el derecho a decidir no es dividir a la sociedad, porque en este país hay muchos ciudadanos que piensan que tenemos derecho a decidir, y la sociedad vasca, las instituciones vascas y el mismo Estado deberán dar una respuesta a ese pensamiento y sentimiento", ha apuntado.

Por ello, ha señalado que "el PSE-EE no puede negar y menospreciar esa realidad y ponernos al resto un muro desde sus posiciones únicas". "Estamos en contra de muros y líneas rojas, y, al igual que nosotros estamos dispuestos a modular algunas de nuestras ideas en busca del acuerdo, pedimos al PSE la misma conducta, que es la que no demuestra Idoia Mendia con sus declaraciones", ha afirmado.

Asimismo, ha destacado que, aunque los expertos de PNV y Elkarrekin Podemos "no lo dicen con las mismas palabras, el concepto es el mismo", en referencia al derecho a decidir, es decir, que "se reivindica y establece en un texto jurídico que la sociedad tiene derecho a tomar decisiones sobre su futuro y que se ejercicio debe ser pactado con el Estado". "Pero eso no es nada nuevo. Lo hemos dicho aquí, lo dijo Canadá en el caso de Quebec y en Escocia la práctica ha sido esa", ha añadido.

PRESUPUESTOS

Por otro lado, Iñigo Iturrate ha asegurado que es "una buena noticia" para la sociedad vasca que el Gobierno Vasco y Elkarrekin Podemos hayan alcanzado un principio de acuerdo para facilitar la aprobación del proyecto de presupuestos para 2020 del Ejecutivo autónomo.

Así, ha indicado que, al comprometerse Elkarrekin Podemos a no presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas y a no apoyar las que puedan registrar los otros dos grupos de la oposición (EH Bildu y PP), "se ha garantizado el primer paso" para la aprobación de los presupuestos, y ha considerado que, "el último paso, el que se va a dar el 27 de diciembre, está en buen camino", y que, "a través de la abstención o del voto favorable" de la coalición de izquierdas, "vamos a tener presupuestos".

Además, Iturrate ha destacado "la centralidad y la flexibilidad" demostrada por el PNV tras lograr aprobar proyectos presupuestarios tanto con el PP como con Elkarrekin Podemos. "Centralidad porque está dispuesto a pactar tanto con unos como con otros, y flexibilidad porque una negociación siempre requiere dejar en el camino algunos objetivos, principios o ideas propias, para asumir ideas de los demás. Eso es un valor y creo que la sociedad así lo valora", ha asegurado.