• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

SUCESOS INMIGRACIÓN

Plazas libres en el CETI de Ceuta tras varios años de colapso

La ausencia de saltos masivos al vallado fronterizo y los traslados a la península ha permitido que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) vuelva a tener plazas libres después de varios años colapsado.,Según los datos facilitados a Efe por fuentes policiales, el CETI tiene actualmente censados a 430 inmigrantes para un total de 512 plazas, por lo que dispone de un 16 por ciento de plazas libres cuando habitualmente solían tener todas ocupadas.,Esta situación d

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:50

La ausencia de saltos masivos al vallado fronterizo y los traslados a la península ha permitido que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) vuelva a tener plazas libres después de varios años colapsado.

Según los datos facilitados a Efe por fuentes policiales, el CETI tiene actualmente censados a 430 inmigrantes para un total de 512 plazas, por lo que dispone de un 16 por ciento de plazas libres cuando habitualmente solían tener todas ocupadas.

Esta situación de disponibilidad se mantiene desde hace al menos tres meses, sobre todo por la ausencia de entradas masivas así como el traslado de inmigrantes hacia centros de acogida de la península ha permitido tener esta capacidad.

Desde su apertura en 2000, estas instalaciones de acogida de inmigrantes han estado más tiempo colapsadas o al menos con un censo por encima de su capacidad que con plazas libres.

El CETI llegó a tener censados a más de 1.400 inmigrantes en agosto de 2018, lo que obligó a instalar tiendas de campaña en los aledaños del recinto para poder atender a este elevado número de personas.

En enero de este 2019 el CETI ya tenía a 550 inmigrantes, una cifra que ha ido disminuyendo con el paso de los meses.

A finales de mayo se produjo la última salida hacia centros de acogida de inmigrantes de Andalucía y Castilla y León protagonizada por 22 personas, concretamente una familia argelina compuesta por un matrimonio con un hijo y el resto subsaharianos, entre ellos tres mujeres.

La situación se produce como consecuencia de que desde el pasado día 22 de agosto de 2018 no se ha registrado ningún salto masivo a la valla fronteriza protagonizado por los inmigrantes subsaharianos que aguardan en Marruecos su entrada en el territorio nacional.

Esa jornada accedieron a la ciudad ilegalmente 116 subsaharianos, los cuales fueron posteriormente expulsados en base al acuerdo de readmisión suscrito entre España y Marruecos.

En las últimas semanas se han registrado únicamente acercamientos aislados al vallado protagonizados por grupos pequeños de inmigrantes.

Lo más