DROGAS PRISIÓN

Piden 8 años a un funcionario de Brians por colaborar con una red de narcos

El fiscal solicita penas de entre tres y diez años para veintidós personas acusadas de pertenencia a grupo criminal y de tráfico de drogas en el centro penitenciario de Brians 2, entre los que figura un funcionario de esta prisión, que se enfrenta a una petición de ocho años de cárcel.,Según el escrito del ministerio público, los acusados formaban parte de un colectivo criminal en el que cada uno de ellos tenía un rol determinado con el objetivo de introducir hachís y h

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:47

El fiscal solicita penas de entre tres y diez años para veintidós personas acusadas de pertenencia a grupo criminal y de tráfico de drogas en el centro penitenciario de Brians 2, entre los que figura un funcionario de esta prisión, que se enfrenta a una petición de ocho años de cárcel.

Según el escrito del ministerio público, los acusados formaban parte de un colectivo criminal en el que cada uno de ellos tenía un rol determinado con el objetivo de introducir hachís y heroína en Brians 2, hechos delictivos que desarrollaron de forma coordinada desde principios de 2016 y hasta octubre de ese mismo año.

Así, uno de los acusados, Adil H., de nacionalidad marroquí, era el encargado de organizar desde el exterior la introducción de sustancias estupefacientes en este centro penitenciario y su posterior distribución, para lo cual se comunicaba telefónicamente con otros dos procesados, Mohamed B. y Rachid A., también originarios de Marruecos y presos en Brians 2, o bien con familiares de otros reclusos.

Para ello, los acusados empleaban términos a fin de ocultar la actividad ilícita como 'pantalón', para hacer referencia a un kilogramo de marihuana, 'blanco', en alusión a la cocaína o 'palo' para denominar la heroína.

Una vez acordada la compra, los familiares de los internos realizaban un ingreso en una cuenta bancaria a nombre de otro de los acusados, Younes D. M., también natural de Marruecos, de acuerdo con el escrito del fiscal.

Realizado el ingreso, se acordaba un cita con los compradores de las sustancias de estupefacientes para ser entregadas durante los vis a vis o cuando disfrutaban de algún permiso penitenciario.

Otro de los factores clave en este entramado criminal era la introducción de móviles dentro de esta prisión, en el que jugó un papel fundamental el funcionario de Brians 2 procesado, Eduard J., de nacionalidad española, ya que "valiéndose de su condición y facilidad para eludir controles" y "plenamente conocedor del destino que se les iba a dar a los mismos", entregaba los teléfonos a otro de los acusados.

En el juicio que ha comenzado este martes en la sección segunda de la Audiencia de Barcelona, y que se prolongará varios días, han declarado varios de los acusados, que han negado los hechos.

Así, Adid H. ha negado cualquier contacto con el resto de los acusados o que introdujese drogas en Brians 2, y solo ha admitido que se citó en una ocasión con el funcionario procesado sin conocer quién era, al que le entregó la compra de un móvil.

Mohamed B. ha declarado que tenía varios móviles pero que los alquilaba en el patio de la prisión y que "nunca" ha tenido delitos de droga, mientras que Rachid A. ha asegurado que durante el registro de su celda no se encontró droga y que nunca habló con el resto de los acusados sobre sustancias estupefacientes.

Por su parte, Younes D. M. ha afirmado que desconocía que los ingresos en la cuenta de la que era titular procediesen del tráfico de drogas.

En la vista de mañana en la sección segunda de la Audiencia de Barcelona, se prevé que declaren el resto de los procesados, entre ellos, el funcionario de la prisión.

Lo más

En directo

Recomendados