Boletín

Pedro Sánchez, entre asignaturas pendientes y promesas incumplidas

La situación del presidente peligra porque no tiene garantizados los apoyos para aprobar los Presupuestos de los que depende su "agenda reformista"

Sánchez: Nuestro empeño por terminar con esta lacra no cejará

El presidente del Gobierno, Pedro SánchezEFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:15

Pedro Sánchez le queda poca gasolina para cumplir las medidas que anunció si ganaba la moción de censura. Aunque su propósito es agotar la legislatura, no tiene garantizados los apoyos necesarios para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de los que depende su "agenda reformista". Según ha anunciado, si no logra sacarlos adelante gobernará con “modificaciones puntuales” en las cuentas de Rajoy. Es decir, mediante decretos leyes aprobados en el Consejo de Ministros que conciten un apoyo mayoritario de las fuerzas que respaldaron la moción de censura. Coincidiendo con el inicio del año, repasamos las asignaturas pendientes y promesas incumplidas del presidente del Gobierno.

Operación diálogo con Cataluña

Una de las medidas estrella de Sánchez fue impulsar la "operación diálogo" con los independentistas de Cataluña. Sin embargo, lejos de rebajar el clima de crispación, los anhelos de una república catalana no se han apagado. Quim Torra ha vuelto a amenazar con volver a la desobediencia si el Gobierno no acepta celebrar un referéndum de autodeterminación vinculante y promover la liberación de los presos independentistas.

Precisamente, el apoyo de los partidos independentistas es vital para sacar adelante los Presupuestos de 2019. Por el momento, se espera que el Gobierno le ofrezca a Torra un aumento del gasto en la comunidad a cambio de lograr su favor en la aprobación de las cuentas de este año.

Exhumación de Franco

Fue su emblema, pero puede convertirse en uno de sus mayores fracasos políticos. La exhumación de Franco del Valle de los Caídos era una medida cargada de simbolismo para un Gobierno con solo 84 diputados de los 350 que conforman el Congreso.

En un inicio, el Ejecutivo dijo que Franco estaría fuera del Valle de los Caídos antes de agosto, después a finales de año. Pero 2018 ha acabado y Franco sigue allí enterrado. A las dificultades jurídicas de acometer el procedimiento de exhumación se unió la decisión de la familia del dictador, que amenazó con inhumarlo en la Catedral de la Almudena si el Gobierno no daba marcha atrás.

A día de hoy, el Ejecutivo corre el riesgo de exhumar a Franco del Valle de los Caídos para que sus restos mortales acaben en el centro de Madrid. Por el momento, la familia Franco dispone hasta el día 22 de enero para frenar el procedimiento administrativo de exhumación mediante el trámite de alegaciones.

Designación de candidatos a las elecciones

Otra de las complicaciones que ha tenido que sortear Pedro Sánchez es la falta de candidatos con tirón para concurrir a las elecciones europeas, autonómicas y municipales. Primero, el PSOE manifestó su satisfacción con Manuela Carmena, que se ha convertido en adalid de la izquierda madrileña. El presidente del Gobierno telefoneó este verano a la alcaldesa de Madrid para transmitirle que sería muy positivo para la capital que repitiera en las elecciones. Para desgracia del PSOE, lo va a hacer, pero por una agrupación de electores y no a través de un partido o de una coalición.

Pero tampoco Alfredo Pérez Rubalcaba, ni Cristina Narbona, ni Fernando Grande-Marlaska han querido encabezar la lista del PSOE al Ayuntamiento de Madrid. Lo cierto es que la capital es una plaza estratégica para los partidos que va más allá del ámbito municipal. De momento, el PSOE ni está ni se le espera.

La no derogación de la reforma laboral

“La primera medida que tomará el próximo Gobierno socialista será derogar la reforma laboral de Rajoy, para recuperar cuanto antes los derechos de los trabajadores”. Así se pronunció Pedro Sánchez en 2014. Seis meses después de su llegada al Gobierno, no se ha tocado ni una coma de la ley. Es más, el equipo económico de Sánchez considera que la que fue una de las leyes estrella de Mariano Rajoy solo hay que mejorarla, pero no derogarla.

Lo cierto es que el paro bajó en diciembre y la afiliación a la Seguridad Social marcó su mejor cierre del año en más de una década. La cifra total de parados se situó al cierre del año pasado en 3.202.297, la más baja desde 2008, y el número de ocupados subió a 19.024.165, solo superado por el de 2007, cuando hubo más de 19,3 millones. Así lo acaba de poner de manifiesto el Ministerio de Trabajo en  las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad social del mes de diciembre.

Ley Mordaza y devoluciones en caliente

Antes de llegar a Moncloa, Sánchez se posicionó a favor de la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, que incluía la regularización del "rechazo en frontera". En 2015 los socialistas presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional contra las devoluciones en caliente, además de prometer su erradicación en su programa electoral.

Sin embargo, desde su llegada a La Moncloa, el Gobierno ha diluido los argumentos defendidos entonces para acabar con las devoluciones en caliente de emigrantes."No hay una expulsión sino una prevención de entrada", ha tratado de explicar la Abogacía del Estado sin éxito.

La amnistía fiscal de Montoro

Durante mucho tiempo, Pedro Sánchez se comprometió a publicar la lista de personas que se habían acogido a la amnistía fiscal impulsada por el exministro Montoro en 2012 si llegaba la Gobierno. En un programa de televisión llegó a decir que sería la segunda medida que adoptaría. Sin embargo, fue hacerse con el control de La Moncloa y prescindir de esta promesa.

Lo más