Varios dirigentes del PP endurecen su discurso contra Vox: "Les falta un hervor"

Muchos líderes autonómicos se han mostrado en contra de las exigencias de Abascal 

Parte del PP endurece su discurso contra Vox: Les falta un hervor

 

COPE.ES / AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10 ene 2019

A buena parte de los miembros más destacados del PP no les gusta que su partido estreche lazos con Vox. Esto se deduce de los numerosos comentarios que barones del partido han vertido en estos días en los que Moreno Bonilla y la cúpula del PP andaluz negociaban con Vox para que apoyara su investidura como presidente de la Junta. Las 19 medidas de Santiago Abascal - que incluyen expulsar a más de 50.000 inmigrantes, celebrar el 2 de enero como día de la Reconquista o suprimir la ley de violencia de género - han terminado por colmar la paciencia de algunos dirigentes populares, que ven peligroso compartir foto con Vox.

El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha señalado este miércoles que "hay una violencia machista real" y ha apostado "claramente por que gobierne la lista más votada", tanto en el ámbito autonómico como municipal, para evitar que haya "pactos de perdedores". Preguntado por si este principio va en contra de lo que está haciendo su partido en Andalucía al tratar de pactar con Cs y Vox ha añadido que está convencido de que "con carácter general debe gobernar la lista más votada" y ha ofrecido un pacto al resto de partidos para que eso sea así tras las elecciones del 26 de mayo. Mañueco se ha pronunciado en la misma línea que ayer Feijóo.  El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, rechazó que haya que "derogar o dejar de aplicar" políticas contra la violencia machista y animó a "mejorar" y "perfeccionar" las existentes y a actuar "con contundencia". "Solamente dejaremos de aplicar medidas contra la violencia machista cuando no exista la violencia machista", concluyó. irracionalidad y lamentable como es acosar o incluso (ejercer) violencia contra cualquier persona por el hecho de que sea mujer", ha concluido. 

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha opinado que a Vox le "falta un hervor" porque le cuesta pasar de la demagogia y de la propaganda a la política.  Ha dejado claro que no va a "gastar saliva" en analizar las 19 medidas que el partido de extrema derecha planteó ayer al Partido Popular, un "batiburrillo" porque "no tienen ni pies de cabeza" y no son serias. También ha insistido en que "no se puede flaquear" en el esfuerzo y protección de las mujeres y en la lucha contra la violencia machista. "Vox ha asumido esta negociación como una oportunidad de propaganda. Les cuesta mucho pasar de la demagogia a la política", ha manifestado Alonso.

Mucho más contundente se ha mostrado Borja Sémper. El portavoz de los populares en esta comunidad ha asegurado que el PP no debe dar "ni un paso atrás en la lucha contra la violencia machista" y ha cargado contra las 19 medidas propuestas por Vox: "Ya puestos, hubiera sido más directo exigir la expulsión de Andalucía a los que no sean de Vox. Pero pata negra", ironizó.

El secretario de Imagen Corporativa del PP de Castilla-La Mancha, Luis Quiles, destacó por su parte la necesidad de no dar "ni un paso atrás" en defensa de la mujer o del colectivo LGTBI, aunque a esta formación política le cueste "un gobierno o 56".  Mientras, el murciano Fernando López Miras, ha reconocido que no le "gustan" las reivindicaciones exigidas por Vox y ha asegurado que él no las "firmaría" en la Región de Murcia, "por muchas circunstancias".

Hasta la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha alertado contra el "uso político" del problema de la violencia contra las mujeres y ha remarcado que "todos los demócratas" están con las mujeres víctimas de la violencia machista.

Lo más