COPE

PRESUPUESTOS ANDALUCÍA

El paracaídas de la prórroga presupuestaria andaluza ante el salto electoral

Enrique Bermúdez

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:38

Enrique Bermúdez

El curso político andaluz arranca, de nuevo, con sonido de fondo de un futuro adelanto electoral que el Gobierno se empeña en descartar y que tendrá una prueba de fuego en la negociación de los presupuestos, ya que condicionará el escenario del 2022, a pesar del "paracaídas" que tiene su posible prórroga.

La fotografía del momento político en Andalucía muestra a un Gobierno bipartito de PP y Cs que se enfrenta a la última negociación de unos presupuestos de la legislatura con serias dificultades para sacarlos adelante, si se tiene en cuenta la posición de su socio Vox, que anuncia rupturas a menudo, pide elecciones y ha encarecido notablemente su voto con sus exigencias.

En un hipotético escenario en el que se descarte a Vox, el único posible apoyo sería el PSOE, con nuevo líder, Juan Espadas, que defiende una posición más moderada que Susana Díaz y que se está ofreciendo para negociar las cuentas, aunque las dos partes saben de lo complicado que sería.

El Gobierno andaluz, aunque reitera que negociará con todos y que confía en la responsabilidad de los otros grupos para sacarlos adelante, maneja la prórroga de las cuentas como una posibilidad muy real, que le daría margen hasta fin de legislatura.

La ejecución de esos presupuestos se tendría que llevar a cabo en los primeros ocho o nueve meses, en el mejor de los casos, y podría afrontar las necesidades en Sanidad y Educación, así como adaptar partidas para recibir fondos europeos, entienden en el Ejecutivo.

La fecha oficial de las elecciones está fijada en el último domingo de noviembre del 2022, pero el "bloqueo" de unos nuevos presupuestos y de otras iniciativas del Ejecutivo podría acelerar los plazos, quizás con unos comicios autonómicos en primavera del próximo año, que supondría un adelanto de sólo unos seis meses.

La posición de los socios de gobierno es la misma en el fondo pero diferente en las formas. Desde el PP, su presidente, Juanma Moreno, y su mano derecha, el portavoz, Elías Bendodo, se abren públicamente a escuchar a Espadas y al PSOE, lanzan continuos guiños a Vox y expresan su máxima confianza en sacar adelante las cuentas, siempre con la prórroga presupuestaria como "última opción".

El vicepresidente y líder de Ciudadanos, Juan Marín, sin embargo, ha hablado este verano en varias ocasiones abiertamente de una prórroga presupuestaria y ayer mismo reiteró que no lo ve "mala opción" para gestionar el resto de legislatura, ya que tiene claro que Espadas no apoyará "ni muerto" las cuentas.

Moreno asegura que se "resistirá hasta el final" a convocar un adelanto pero ya avisa que si el Parlamento se convierte "en una encerrona permanente" con el bloqueo de todas las iniciativas, "se saldrán con la suya" y habrá elecciones en Andalucía.

El PSOE-A, que ultima los flecos de su cambio de liderazgo, afrontará en noviembre su congreso regional para cerrar oficialmente la etapa de Susana Díaz. Mientras tanto, está ofreciendo su "mano tendida" para negociar los presupuestos con Moreno.

Al proyecto de Juan Espadas, que arrancó hace sólo unos meses, le puede venir bien el paso del tiempo para consolidar su alternativa, además ofreciendo una imagen de búsqueda del acuerdo y consenso.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El PP-A intenta esquivar los deseos de Génova, que prefiere adelantar los comicios cuanto antes para mantener un clima electoral favorable al partido que beneficie a Pablo Casado, contando con que se cumplan los sondeos, favorables a Moreno, y se siga la estela de Isabel Díaz Ayuso en Madrid.

La situación de Ciudadanos es diferente, ya que la formación mantiene abierta su crisis nacional. Juan Marín ha intentado rodearse de los suyos en los órganos de mando y no ha convocado aún primarias en el partido, pero hay voces internas críticas que apuestan por un cambio de candidato, con la también consejera Rocío Ruiz como cabeza de cartel.

En Vox mantienen sus amenazas de ruptura, que durante toda la legislatura se han traducido en más amagos que realidades, pero ahora saben que la legislatura encara su recta final y que deben mantener una posición más firme ante su electorado.

Dentro de la fragmentada izquierda andaluza, en Unidas Podemos hablan ya de "clima preelectoral" y la líder de la formación morada, Martina Velarde, considera estudiar fórmulas de alianzas con cualquier fuerza progresista.

Eso no incluye a quien fue su antecesora en el cargo, la líder de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, que sigue al frente de lo que queda de Adelante Andalucía, con la puerta abierta a repetir como candidata. EFE

ebg/jrr/ram

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar