JUSTICIA ABOGACÍA

El pago a los abogados de oficio de la Gürtel enfrenta a Justicia y Abogacía

El pago a los abogados de oficio embarcados en la defensa de acusados en el caso Gürtel ha abierto un enfrentamiento entre el Ministerio de Justicia y el Consejo General de la Abogacía, que ha tenido que devolver cerca de 600.000 euros que recibió "sin cobertura legal alguna", según el Gobierno.,Tras reintegrarse esa cantidad, Justicia desbloqueó esta semana el pago pendiente de alrededor de ocho millones de euros para cubrir los meses de julio, agosto y septiembre de los a

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:46

El pago a los abogados de oficio embarcados en la defensa de acusados en el caso Gürtel ha abierto un enfrentamiento entre el Ministerio de Justicia y el Consejo General de la Abogacía, que ha tenido que devolver cerca de 600.000 euros que recibió "sin cobertura legal alguna", según el Gobierno.

Tras reintegrarse esa cantidad, Justicia desbloqueó esta semana el pago pendiente de alrededor de ocho millones de euros para cubrir los meses de julio, agosto y septiembre de los abogados del turno de oficio.

Pero el conflicto continúa y el decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), José María Alonso, ha anunciado hoy que se preparan para recurrir a la vía contencioso-administrativa para reclamar al que les "restituya" el dinero abonado a los abogados designados para la defensa de algunos acusados de la Gürtel.

En la base de la polémica se encuentra el convenio suscrito en 2016 por el anterior ministro de Justicia, Rafael Catalá, con la Abogacía y el ICAM, en el que establecía un pago extraordinario para los 19 abogados de oficio del caso Gürtel ante la "gran complejidad jurídica de la causa" y su "especial trascendencia social".

El caso, que duraba años, impedía a esos abogados dedicarse a otras tareas, por lo que se establecían medidas de apoyo económico con un máximo de 30.000 euros para cada letrado y un coste total de 570.000 euros para Justicia.

En el convenio, al que ha tenido acceso Efe, se destacaba que había un precedente de este tipo de compensaciones, acordadas también para los letrados de oficio que trabajaron en el sumario de los atentados del 11-M.

Según el Consejo General de la Abogacía, ante la prolongación de la causa de la Gürtel el convenio se estaba renovando y el anterior equipo ministerial "de manera consciente y voluntaria" autorizó los pagos y libró las cantidades correspondientes por los servicios realizados.

Según Justicia, ese pago adicional -que ascendió a 591.297 euros- se libró "sin cobertura legal alguna" y la oficina presupuestaria del Ministerio advirtió de que ese "cobro indebido" impediría al Colegio, en aplicación de la Ley General de Subvenciones, recibir nuevos pagos.

"El Ministerio, de buena fe y con la única intención de entregar cuanto antes el dinero debido a todos los abogados del turno de oficio, ofreció al CGAE la posibilidad de reintegrar amistosamente y de manera voluntaria" el dinero, subraya Justicia en un comunicado.

Si se hubieran hecho nuevas transferencias antes de la devolución, los funcionarios implicados podrían cometer delitos como prevaricación o malversación de fondos públicos.

Pero la Abogacía no comparte esa argumentación y el decano de la ICAM ha tachado hoy de "absolutamente inaceptable" el comportamiento del Ministerio, ya que no se puede hablar de "excesos de pago" a los abogados de la Gürtel cuando se trata de abonar un trabajo efectuado realmente por los letrados, con las correspondientes certificaciones giradas a Justicia.

"Ahora, como consecuencia del cambio de Gobierno, y no me importa decirlo, a lo mejor también por la causa en concreto de que se trata, se decide que o se restituyen las cantidades que el Ministerio considera que se han pagado fuera del convenio o se deja de pagar a la totalidad de los abogados de oficio", ha denunciado Alonso en un foro organizado por el Colegio.

Según ha apuntado, se van a ejercer "todas las accione legales pertinentes" contra el Ministerio para que se restituya el dinero que se ha adelantado a los letrados de la Gürtel.

"Perdone que me caliente, pero estoy muy caliente", ha subrayado Alonso para recalcar su indignación.

Lo más