JUICIO ALSASUA

Padres de Alsasua creen que la calificación de terrorismo queda "desmontada"

Pamplona, 9 may (EFE).- Padres y madres de los ocho jóvenes juzgados en la Audiencia Nacional acusados de agredir a dos guardias civiles en Alsasua han afirmado hoy que la calificación como delito de terrorismo ha sido "desmontada" por las pruebas presentadas en el juicio y porque "no se cumplen los requisitos que marca la ley".,En un comunicado leído en conferencia de prensa, los familiares de los procesados han asegurado que en este juicio "se ha dejado patente que existía una pretensión de ma

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:59

Padres y madres de los ocho jóvenes juzgados en la Audiencia Nacional acusados de agredir a dos guardias civiles en Alsasua han afirmado hoy que la calificación como delito de terrorismo ha sido "desmontada" por las pruebas presentadas en el juicio y porque "no se cumplen los requisitos que marca la ley".

En un comunicado leído en conferencia de prensa, los familiares de los procesados han asegurado que en este juicio "se ha dejado patente que existía una pretensión de magnificar los hechos para poder encajarlos con un delito de terrorismo".

A lo largo del juicio, ha destacado, se han observado "múltiples irregularidades y contradicciones" en las declaraciones de los denunciantes, a las que se suma el hecho de que "quince testigos, tanto de la defensa como de la acusación, han negado la participación de los ocho encausados en los actos violentos que se les imputa".

El día de los hechos, la madrugada del 15 de octubre de 2016, han considerado, "hubo un encontronazo, nada que no pueda ocurrir en cualquier otra población en una noche de juerga y alcohol", pero "la diferencia es que sucedió en Alsasua y que en esta disputa estaban implicados dos guardias civiles y sus parejas".

En ese mismo año, han explicado, "acaecieron 9.571 casos similares y ninguno de ellos se consideró terrorismo".

Los familiares de los jóvenes han asegurado que esperan que en la sentencia se haga justicia y que sus hijos "puedan retomar su futuro con tranquilidad y pasar esta tenebrosa página".

"Estamos contentos con el transcurso del juicio porque hemos podido presentar pruebas que desmontan un relato totalmente magnificado, pero tenemos miedo a la sentencia", han indicado los familiares, que han apuntado que, en este proceso, "la Guardia Civil ha sido juez y parte, han sido denunciantes, acusación, investigadores, instructores y peritos de inteligencia".

Tres de los jóvenes llevan 542 días en prisión provisional, por lo que han pedido "su puesta en libertad inmediata".

Los padres y madres de los encausados han declarado que, para visitar a sus hijos, han tenido que recorrer ya 286.806 kilómetros y han gastado 69.200 euros viajes, lo que les ha supuesto "un perjuicio físico y psicológico importante".

Lo más