COPE

La OTAN dibuja en Madrid un nuevo panorama internacional marcado por las amenazas de Rusia y China

Para la organización, Moscú "busca establecer esferas de influencia y control directo mediante la coerción, la subversión, la agresión y la anexión"

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:33

Los líderes de la OTAN señalaron este miércoles a Rusia como la "más significativa y directa amenaza" para la seguridad de los aliados y la paz y la estabilidad en el área euroatlántica, dentro de su nueva estrategia para los retos de la próxima década. “La Federación Rusa es la amenaza más importante y directa para la seguridad de los aliados y para la paz y la estabilidad en la zona euroatlántica”, recalca el nuevo Concepto Estratégico aprobado en la cumbre aliada de Madrid, que guiará la acción de la OTAN en la próxima década.

El documento sustituye al que estaba en vigor desde 2010 y que fue acordado en la cumbre de Lisboa de ese año, cuando los aliados aún consideraban a Rusia un socio estratégico. En cambio, tal y como señalaron hoy los líderes aliados, la invasión rusa de Ucrania “ha destrozado la paz y alterado gravemente nuestro entorno de seguridad”.

Para la OTAN, Moscú “busca establecer esferas de influencia y control directo mediante la coerción, la subversión, la agresión y la anexión”, y utiliza además “medios convencionales, cibernéticos e híbridos contra nosotros y nuestros socios”. “Su postura militar coercitiva, su retórica y su probada disposición a usar la fuerza para perseguir sus objetivos políticos socavan el orden internacional basado en normas”, sentencia el Concepto Estratégico de Madrid.

Por otra parte, el documento alerta de que Rusia está “modernizando sus fuerzas nucleares y ampliando sus novedosos y perturbadores sistemas de doble capacidad”, y aludiendo a ellas para coaccionar. “Su objetivo es desestabilizar a los países del este y del sur”, advierte la OTAN, que alerta asimismo de los intentos de Moscú de afectar la libertad de navegación en el Alto Norte, lo que constituye un “reto estratégico”.

La Alianza deja claro en cualquier caso que “no busca la confrontación y no supone ninguna amenaza para la Federación Rusa”, y que seguirá “respondiendo a las amenazas y acciones hostiles de Rusia de forma unida y responsable”. Por ello, la OTAN reforzará “significativamente” la disuasión y la defensa de todos los aliados, mejorará su capacidad de resistencia frente a la “coerción rusa” y apoyará a sus socios a fin de “contrarrestar las injerencias y agresiones malignas”.

“A la luz de sus políticas y acciones hostiles, no podemos considerar a la Federación Rusa como nuestro socio. Sin embargo, seguimos dispuestos a mantener abiertos los canales de comunicación con Moscú para gestionar y mitigar los riesgos, prevenir la escalada y aumentar la transparencia”, indican los líderes. Por último, señalan que buscan “la estabilidad y la previsibilidad en la zona euroatlántica y entre la OTAN y la Federación Rusa”, y afirman que “cualquier cambio en nuestra relación depende de que la Federación Rusa detenga su comportamiento agresivo y cumpla plenamente con el derecho internacional”.

Además, la OTAN ha avisado a China de que se defenderá frente a sus "tácticas coercitivas" y sus intentos de dividir a los aliados, mencionando por primera vez al gigante asiático en su nuevo Concepto Estratégico adoptado en la cumbre de Madrid. Los 30 líderes aliados han aprobado el nuevo documento que guiará a la Alianza durante la próxima década y en él lanzan un claro aviso a China, si bien también aseguran "estar abiertos a una relación constructiva con Pekín, incluso a forjar una transparencia recíproca, con vistas a salvaguardar los intereses de seguridad" de la OTAN.

En el documento adoptado, la Alianza reconoce que "las ambiciones manifiestas y las políticas coercitivas" de China "amenazan nuestros intereses, seguridad y valores". En este sentido, acusan a Pekín de "emplear un amplio abanico de herramientas políticas, económicas y militares para aumentar su huella mundial y proyectar su poder al tiempo que se mantiene opaco sobre su estrategia, intenciones y crecimiento militar". Asimismo, denuncia "las operaciones maliciosas de carácter híbrido y cibernético así como su retórica de confrontación y su desinformación" contra los países de la Alianza y acusa a China de "buscar controlar sectores tecnológicos e industriales clave, infraestructura crítica, materiales estratégicos y cadenas de suministro".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar