Opacidad y caos: los vaivenes del Gobierno a la hora de contar a los muertos y contagiados de coronavirus

Repasamos algunas de las variaciones en las estadísticas diarias ofrecidas por Sanidad

Opacidad y caos: los vaivenes del Gobierno a la hora de contar a los muertos y contagiados de coronavirus

Rueda de prensa ofrecida este lunes por el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón sobre la gestión de la crisis por el coronavirus. EFE/Moncloa

Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 06:04

Cualquiera que se propusiese hacer un seguimiento cronológico de la evolución de muertes por coronavirus en España se encontraría con que algo que aparentemente no debería ser demasiado complicado es en realidad comparable a tratar de desenredar el nudo gordiano.

Y es que las estadísticas de fallecidos con COVID-19 que el Ministerio de Sanidad viene ofreciendo diariamente desde el inicio de la pandemia han sufrido no pocos cambios en estos casi tres meses de crisis. El último de ellos tuvo lugar este lunes, cuando el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, anunció que los cálculos del Gobierno se habían excedido en 1.918 defunciones, de forma que el número total de muertes pasa de 28.752 a 26.834.

Simón también señaló que el número de fallecidos en la última semana fue de sólo 50 cuando Sanidad había estado informando de varias decenas de muertos durante los últimos siete días.

El epidemiólogo achaca esta variación a ajustes en las series, en las que se han eliminado duplicados o casos sospechosos que no estaban confirmados, entre otros. Simón también ha reconocido que estos errores se podrían deber a que una Comunidad Autónoma informaba de un fallecido no en la fecha de su muerte, sino varios días después. Es por eso que el Gobierno quiere ceñirse a los decesos que ocurren en tiempo real para ofrecer una fotografía “mucho más realista” de la evolución de la pandemia.

Muertes fuera de hospitales y test rápidos

Pero, como comentábamos, han sido muchas, en concreto siete, las variaciones de criterio en el método de contabilizar las muertes por coronavirus. El Gobierno ha pedido en diversas ocasiones a las Comunidades Autónomas que aportasen más datos y más precisos. Por ejemplo, el 18 de abril les ordenó comunicar todas las muertes con coronavirus aunque no hubiesen ocurrido en hospitales, cosa que hasta entonces no se hacía. Se trata de una diferencia notable por la cantidad de personas, especialmente mayores, que fallecieron en sus domicilios o en residencias de ancianos, donde el coronavirus se cebó con especial virulencia en las primeras semanas de pandemia.

Otra de las modificaciones que Sanidad pidió a las autonomías, esta vez sobre el número de contagios, fue empezar a distinguir entre aquellos a quienes se había hecho prueba PCR y a los que se había practicado un test rápido.

Siempre que el Gobierno ha introducido una variación semejante la ha justificado, tal y como hizo también el lunes Fernando Simón, señalando que de esa forma se aumentaba la “calidad” de la información recabada. No obstante, tantos cambios de sentido han provocado que la serie histórica de casos y fallecidos sea prácticamente imposible de seguir.

El caso catalán

Para rematar la confusión de cifras, las estadísticas de Cataluña han sido especialmente singulares casi desde el principio de la crisis. La última sorpresa, sin ir más lejos, se produjo el pasado viernes, cuando la Generalitat comunicó de golpe 635 muertes que habían quedado ‘traspapeladas’ en su conteo diario. Este brusco hallazgo se produjo, además, el mismo día en que Sanidad autorizaba el paso a la fase 1 de los territorios catalanes que aún permanecían en el confinamiento más estricto, entre ellos Barcelona y su área metropolitana.

Otros datos curiosos que han quedado reflejados en el informe de Sanidad para el cambio de fase, hecho público este lunes, son que en Cataluña sólo se ha registrado una hospitalización en la última semana (las mismas que Ceuta) y que la comunidad no ha aportado el dato de casos detectados en los últimos catorce días.

Estas incógnitas llevaron a Fernando Simón a afirmar la semana pasada que “no sabía” lo que estaba ocurriendo en Cataluña. El director del centro de emergencias sanitarias especuló incluso con la posibilidad de que se hubiese producido un rebrote en la región, una afirmación que la Generalitat se apresuró a desmentir.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar